Reflexiones. Esperando a mi Daddy

Es una historia escrita casi desde el primer momento con consciencia de mi Asperger, sobre la que me he documentado todo lo que he podido y considerado oportuno, por lo que a veces el desarrollo de los acontecimientos está basado en mi propia imaginación, otros son reales y que, hasta cierto punto, han encajado a la perfección con el desarrollo de la novela, por lo cual me he aprovechado de ello: Los atentados del 11-S o el cierre de la iglesia de Sacred Heart, por dar un par de ejemplos, uno conocido y el otro como noticia local.

Relata la historia de Jessica, una chica de padres desconocidos. Es la fuerza de la constancia y la creencia en lo imposible, la esperanza en un futuro mejor, pero que tarda en hacerse realidad.

Es la rebeldía frente al mundo que le rodea, la exigencia de que se haga realidad un sueño, pensar que, si la realidad supera la ficción, el mundo tiene que ser un lugar maravilloso. Que los demás te obliguen a ser quién eres por mucho que te niegues a verlo. 

Jessica es: el “I don’t speak Spanish”, pero, si hay que hacer una lectura no comprensiva a cambio de ir a la playa, a Carson Beach, se acepta; la ignorancia por convicción sobre todo lo referente a España, su mundo no va más allá de lo que alcanza la vista, no sea que se aleje unos metros y a la vuelta se encuentre con que su Daddy ha ido a buscarla y ella no estaba, no la ha esperado.

Hay tres promesas que  le hace una de las tutoras y que se han de cumplir: que la escucharán cuando quiera hablar de su Daddy; que se hará todo lo posible por localizar a Daddy y que no se moverá del internado hasta que Daddy vaya a por ella.

Es una novela sobre la amistad, de alguien que no tiene amigos porque en el internado todas se van, pero acaba encontrando en su mejor amiga a alguien que habla español por lo codos y es una entusiasta de España. Una amiga que a veces se desespera porque siente que habla con la pared, que no se siente correspondida de igual modo pero que encuentra en el anhelo de Jessica su objetivo personal.

En definitiva, la pregunta es ¿Cómo es el padre perfecto? ¿Existe? Los escasos datos que se tienen sobre él resultan contradictorios ¿Son todos verdad? ¿Son todos mentira? ¿Hay alguno equivocado? 

2 de octubre 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s