Buscando a Daddy

Sigo siendo Jessica

La idea de Jack, Jack Catcher, de encontrar a Daddy era por medio de las redes sociales, de theFacebook. Cuando Luz se enteró de esa ocurrencia, cogió un buen cabreo. Imagínate, chicos y un montón de datos de chicas a su disposición, dando sus datos y fotos personales con total libertad, sin esperar a que el chico que les interesa tenga la valentía, los “ejem”, de pedírselo ¡Era para mosquearse y más si tiene que invertir una millonada de dólares que no sabía si podría recuperar! Pero Jack estaba seguro de que era un buen negocio. Tú me dirás cómo ha evolucionado con los años. Yo te lo cuento según sería su idea a día de hoy, ya que por aquel entonces, 2004, era un poco más complicado y por desgracia no tengo imágenes de entonces. 

Si te parece bien, empezamos esa búsqueda a día de hoy, pero con la mentalidad de entonces y la evolución de estos últimos años . A ver hasta dónde llegamos.

El objetivo, por supuesto, tiene que ser éste, siempre y cuando Daddy acepte ser nuestro nuevo amigo en theFacebook.

Si le buscas en Google, te deriva a su página web y a su cuenta en Linkedin, porque al parecer los perfiles son públicos, por lo cual no parece que se prodigue mucho por esto de las redes sociales o Google no es capaz de encontrarlo, a parte de que en el listado de opciones de hallazgos aparezca gente que ni él conoce. Para ser alguien con aspiraciones de que sus poemas lleguen a ser algo más que páginas escritas y guardadas en un cajón, por ahí no parece que vaya por el buen camino, pero no es el caso que ahora tratamos. Estamos en busca de Daddy, insisto que es desde el planteamiento de Jack, a quien esto de la poesía la verdad no le atrae demasiado y menos aún en español. Aunque, si está buscando trabajadores para alguna de sus empresas, ahí tiene la candidatura de Daddy, para presidir alguna de sus empresas, si no le encuentra un puesto de inferior categoría – que igual vale para un roto que para otro.

Imagen de la antigua web

Si le encontramos por su web, nos podemos poner en contacto con él mandándole un mensaje a su cuenta de correo. Sin embargo, la web es del 2012, y la descabellada idea de Jack era hacerlo por medio del theFacebook, mucho antes, siempre bajo el supuesto de que éste se abriera una cuenta y quisiera que le encontrasen. Porque, en caso de saber que le estamos buscando puede que nos bloquee y ya podemos dar todas las vueltas que queramos que no le vamos a encontrar.

Pero ya os aclaro yo que no tiene a nadie en su lista de bloqueados, de manera que en ese sentido nos lo pone bastante fácil. ¿A que es un tipo la mar de simpático?

Sin embargo, os recuerdo que en esta ocasión no le estamos buscado tan solo nosotros, si no que soy yo quien me pongo en los zapatos de Jack, y te relato esta búsqueda tal y como a éste le hubiera gustado que encontrase a Daddy para así dar sentido a todo el dinero invertido y justificarse ante Luz, su novia, e imagino que también ante sus padres, para que no piensen que ha sido como tirar el dinero por el retrete. Jack se hubiera sentido justificado si al menos su plan hubiera tenido éxito por aquel entonces, porque al expandirse esta red social por todo el mundo, aumentaban las posibilidades de que alguien conociera a Daddy o éste se abriera una cuenta, porque esto de theFacebook empezó siendo tan solo para universitarios o, como argumentaba Luz con cierto mosqueo, para que Jack se prodigase con las chicas sin que ella se lo pudiera recriminar, porque tan solo son amigas, aunque éste tan solo tenga ojos para ella.

Si no somos amigos de sus amigos, no parece que vaya a ser posible que le enviemos una solicitud de amistad.

¿Alguno de los suyos querría ser amigo mío también?

Soy una chica guapa, simpática…. y fruto de la imaginación de Manuel. Algo así como su alter ego literario cuando no quiere hablar en primera persona. Y no porque él se sienta lo que no es. Sencillamente es que es como si no fuera él mismo, que es una manera de reprimir ciertos impulsos, de dar más empatía a sus novelas y hasta cierto punto a estos post.

Pero no estamos hablando de mí en ese aspecto, de manera que dejemos eso para otro post, que en este blog ya hay unos cuantos alusivos al tema.

A parte que recibir este tipo de invitaciones por parte de extraños tampoco es muy conveniente. En mi caso me hubiera encontrado dentro de ese segundo grupo, de los no admitidos y, en consecuencia, lo normal es enviarle un mensaje. ¿Tú qué le dirías?

HI, Mr. Pellicer. My name is Jessica Marie Bond. Maybe you haven’t not me. However, I sure my tutor Ana has spoken you about me. Would be you my friend? It is very important for me, because I want talk to you, so you can meet

Y ahora a esperar a que me conteste.

Amistad complicada

Como puedes comprender, la idea de Jack era un poco descabellada, aunque en el fondo tenía su lógica, pero habría darle en parte la razón también a Luz. Daddy no tiene porque ser un chico tan abierto ni sociable y aún en el supuesto de que publicase alguno de sus poemas en alguna web literaria, por empezar a darse a conocer como poeta. Eso no implicaba que quisiera tener una infinita lista de amigos y menos aún airear todo aquello que va más allá de su vida con escritor. Para mí, en todo caso, sería la confirmación de que se trata de alguien real, que esos poemas no los escribe un autor anónimo.

Si tienes la suerte de ser amigos de alguno de sus amigos, te podéis ahorrar muchos de estos pasos. Le enviáis una solicitud y, si él te conoce, puede que te acepte y deje compartir con él todo eso que publica en privado y para sus amigos. De lo contrario, te tendrás que conformar con lo que publique en su web o en las páginas que administra, porque hay épocas en las que no para y otras, en cambio, en que habla menos que las piedras. ¿Qué os puedo decir yo al respecto?  

Si me contesta al mensaje y quiere ser mi amigo en esto de theFacebook, no tiene más que buscar mi cuenta y encontrarse con mi perfil, que yo ya sé que no tenemos amigos en común. Yo tampoco tengo a nadie bloqueado y mucho menos a él.

Como ahora somos amigos puedo ver todo eso que comparte, como él puede ver lo mío e interactuar con mi página y darle al “Me gusta” y todo eso que hacen los amigos. ¿No os parece?

Como es lógico Daddy/Manuel y yo somos amigos en theFacebook desde hace bastante tiempo, porque esto de ser escritor no es tan solo sentarse delante del ordenador y teclear. Hay detrás una intensa tarea de investigación. Que si no fuera porque “empatiza” conmigo no creo que tuviera argumentos para contaros todo esto, necesita de otro punto de vista, y esa novela que escribe sobre mi vida serían tan solo hojas de papel escritas a mano. Entonces fue él quien me busco a mí. 

Espero haberte explicado cómo llegar a ser amigos de Manuel, seas o no amigos de sus amigos. Si no, puedes seguirle por esta página web, por las páginas que administra en Facebook; por Instagram, etc…. Porque en el fondo supongo que Jack tenía algo de razón y tuvo buen ojo con esto de invertir en las redes sociales.

10. octubre 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s