¿Qué cenan los españoles?

Publicado Wednesday September 6th, 1995. 05:00 PM

¡Pillada!

Sigo con lo publicado el día 6 de septiembre, el primer día de clase en el high school y me salto de manera intencionada, la clase de Educación Física y el descanso, porque las otras cuatro clases de ese día no tienen ninguna mención especial en la novela, en la historia, porque como ya comenté en la entrada de “el primer día de clase” Yuly y Jessica no son compañeras en todas las asignaturas y se ven obligadas a separarse, aunque también a buscarse, lo que admito que para entender su novela el trasfondo de esta amistad que surge entre ellas estos primeros momentos son importantes, porque ese trato, esa complicidad entre ellas, ha de ir más allá de la asignatura de Spanish, se tiene que afianzar bastante, pero de momento Jessica prefiere mantener cierta prudencia. Le cuesta hacer nuevas amistades y le asusta un poco el entusiasmo que demuestra Yuly en estos comienzos.

Prefiero centrar mis reflexiones en lo que a Jessica se supone le agobia más en estos momentos. ha sido el primer día de clase y a las cinco de la tarde ya está de nuevo en el internado, en su habitación, se supone que estudiando, al menos está donde sabe que nadie va a ir a molestarle. Es su pequeño escondite, su reducto de privacidad, donde en principio nadie tiene permiso para entrar, salvo las tutoras y cuidadoras, de lo cual, en lo posible ella se va a aprovechar. Sin embargo, como nosotros somos como ese “Daddy” imaginario, cómplices y confidentes de sus pequeñas travesuras, se supone que tenemos permitida la entrada, aunque depende del estado de ánimo en que se encuentre, si ocurre algo que quiera compartir con nosotros, porque también hay ocasiones en que se mostrará un poco más recelosa de su intimidad y no es echará al pasillo, nos cerrará la puerta en la narices.

La cuestión es que eso de que esté tan tranquila es un poco sospechoso. ha sido su primer día de clase, su primera clase de Spanish y lo lógico sería pensar que estuviera nerviosa, deseosa de contarle a alguien cómo ha sido la experiencia. Preocupación que supongo tendrás tú, aunque hayas asistido con ella a clase, pasado la mañana a su lado. Pero, sobre todo, es inquietud de Ana, como parte de su trabajo y que en el fondo no va a desmentir el hecho de que algo de cariño se ha tomado y quizá se ha implicado de manera más personal en toda esta historia. Es la preocupación de quien es consciente de que le oculta algo, pero a la vez de quien ha asumido la responsabilidad de hacerse cargo de ésta, de prepararla para ese gran momento en que Daddy y Jessica se encuentren. De cómo transcurra el curso, de cómo de adapte Jessica a esta nueva etapa de su vida, depende en gran medida su futuro, de manera que a todos nos gustaría que nos fuera bien, pero no lo sabremos, si no le preguntamos, si no os aprovechamos un poco de esa complicidad para que nos lo cuente.

6 de septiembre 05;0O PM

Ana: (Se asoma por la puerta) ¿Puedo pasar? – Me pregunta. – Dispongo de veinte minutos y he pensado que tal vez necesites ayuda con la asignatura más odiosa del mundo. – Me dice con sutileza y sin ninguna credibilidad.

¡Vaya pillada! Pero, bueno, como la propia Jessica aclara, lo que se dice estudiar, no estaba estudiando, pero que eso quede entre nosotros. La puerta del dormitorio, del trastero, no tiene timbre, no se cierre por dentro, de manera que Ana puede entrar y salir cuando lo considere oportuno, ya sea por una cuestión de seguridad, por si a Jessica le sucediera algo y no pudiera pedir ayuda o por si se le ocurriera marcharse sin permiso, para que sea consciente de que se pueden asomar en cualquier momento. Esta vez, como no parece que tenga ganas de ver a nadie, se ha quedado en el dormitorio. Es fácil deducir que ha pensado lo mismo que nosotros, que ha sido el primer día de clase, que, si Ana no le ha frenado los pies en la entrada, más pronto que tarde iba a asomar las narices por allí

La verdad, la pura y auténtica verdad es que he subido a la habitación y he puesto sobre la mesa el primer libro que he visto, para guardar las apariencias, en caso de que alguien entrase. Por lo demás no hago nada de particular más que calentar la silla y la cabeza, porque me siento algo cansada después de lo mucho que he madrugado esta mañana, por lo relajada que me he pasado el verano. 

Si alguien se esperaba que de buenas a primeras iba a cambiar su mentalidad con respecto a la asignatura de Spanish, la verdad es que no conoce a Jessica lo suficiente y el algún modo es lo que Ana le ha venido a decir. Esa mañana se ha ido a clase sin el libro y Ana ha tenido ocasión de hojearlo. Es decir, que no es la primera vez que viene por la habitación. La pregunta es ¿Qué tiene ese libro de especial? ¿Por qué tanto interés en que Jessica le eche un vistazo, lo hojee? Como le dice Ana “Abre el libro y te enterarás.

Creo que yo ya lo he comentado con anterioridad en el blog y sí, tuve que echare un vistazo al contenido del libro, a lo que pude mirar por la web, porque tan solo buscaba un libro de texto para la asignatura de Spanish y me encontré con una pequeña y curiosa sorpresa, de ahí que sin lugar a dudas, por lo que a mí respecta y en la edición en que me fijé en ese libro en particular, éste es el libro exacto ¿Qué tiene de particular? Se trata de Jessica, se trata de que aprenda español y se trata de que entienda que el saber no ocupa lugar y en este caso, le permitirá saber un poco más sobre Daddy, en realidad, sobre Toledo, como ciudad de las tres culturas, como ejemplo de ciudad donde se habla español.

Dictado

Se dice y recomienda que para escribir una novela, para dar muestra de la personalidad de los personajes, para facilitar la lectura, se ha de intentar aprovechar las amplias herramientas que proporciona el lenguaje, el hecho de que el escritor ha de tener una amplio vocabulario y por medio de éste, ser capaz de presentar una escena, un diálogo sin estropear la propia esencia del mensaje, de tal manera que los personajes pueden farfullar; hablar entre líneas; de manera acalorada, entrecortada; con timidez; con vergüenza; con entusiasmo; en voz alta; en voz baja, a gritos, con la mirada perdida en el horizonte o en sus propios pensamientos; en otro idioma, con un palillo entre los dientes e incluso de manera burlona, incluso con tópicos del lugar. Sin embargo, digan lo que digan y hagan lo que hagan, el lector ha de tener claro lo que está leyendo.

Los dictados que hace Jessica no cumplen ninguna de esa pautas, sin complicados de entender, están mal escritos y aparte de contener infinidad de faltas de ortografía, incluye palabras que tan solo están en su cabeza. Podría limitarme a decir que son un auténtico desastre y obviar el incluirlos en la novela, ahorrarme ese trabajo y ese escandalo para la vista. Ya sabemos que Jessica lee como los ángeles, gracias a esa lectura no comprensiva y repetitiva, pero escucha con los oídos taponados y cuando escribe su mente, sus ojos, sus oídos y su mano derecha están completamente descoordinados.

Me podría limitar a decir eso y sería suficiente. Pero no, en contra de toda lógica y de toda correcta metodología como buen escritor, me tomo la licencia de destrozar el lenguaje, de meter ese texto en la batidora eléctrica, presionar el botón y que salga lo que tenga que salir. ni tan siquiera incluso referencia ni alusiones al texto original para que sea un poco más legible e inteligible. La intención de esta secuencia de la novela y las que haya con posterioridad, son con la clara y única intención de plasmar la personalidad de Jessica, su lucha personal con el idioma español, ese contraste entre lo que ella pretende que los demás vean de sí misma y hasta cierto punto la realidad que esconde, porque habrá ocasiones en que con un poco de esfuerzo, interés y la ayuda del diccionario, será capaz de traducir textos por su cuenta. Por lógica, y por lo que ya he comentado en este blog en alguna ocasión, pronto empezaran a surgir en su vida en su camino, esos poemas de autor desconocido, que le llevarán a pensar que se trata de Daddy, aunque no sea capaz de explicar cómo es posible que éstos lleguen a sus manos por las vías y medios más inesperados e insospechados.

De hecho, como Ana no se cree del todo sus mentiras, sus engaños, su falsa y pretendida ignorancia, tras este dictado le deja con la tarea de corregirlo, traducirlo y comprenderlo, ya que de lo contrario mo sabrá lo que tiene de cena esa noche, si es que le apetece cenar o prefiere irse a la cama sin dormir, porque aprender y saber hablar español a veces no es una pesadilla ni un castigo tan terrible, tiene su parte positiva. Para disfrutar de los pequeños placeres de la vida, de los hispanohablantes, de a cultura española, antes tendrá que averiguar que es eso de “Dos curos can chocolate it“. De lo contrario, la próxima vez que acuda a clase tal vez se le atragante.

Ana: Al menos la primera frase. – Me propone en tono afable. – No queremos que te salga humo por las oreja antes de tiempo.

Nuevas amigas

Ana: Otra cuestión antes de que se me pase. – Me dice en inglés. – ¿Cómo llevas la cuestión de las amistades? – Me pregunta preocupada. – ¿Te pasarás el curso en un rincón de la clase y el tiempo del descanso aislada de todo el mundo?

¿Cómo llevas tú eso de hacer amistad con Jessica? Ya intuimos que Yuly es una chica bastante sociable, afable con todo el mundo. En su caso simpatía, rebeldía e inteligencia van a la par. Además, le conviene no aislarse demasiado porque sabe que está fuera de su entorno y ello le supone una complicación añadida. Lo único malo es que Jessica y ella tienen personalidades, intereses un poco opuestos. Yuly es el vivo retrato de una chica entusiasmada con la cultura española, lo lleva en la sangre, mientras que eso es justo lo que a Jessica le provoca cierta alergia, por definirlo de algún modo.

Yuly es una chica trabajadora, responsable, dispuesta a impresionar a los profesores, a pesar de que en ocasiones se vuelva un poco alocada, Mientras que Jessica es de las de esforzarse lo justo y siempre escarbando para no se le cuela nada que haga referencia a la cultura ni al idioma español, ante lo cual el tiempo que una dedica en esmerarse, la otra lo aprovecha para estudiar tan solo lo que le apetece. ¿Será Yuly capaz de aceptar la pasividad y la exquisitez de su nueva amiga? De momento sabemos que tienen entre medias ese trabajo para la asignatura de Spanish, sobre las motivaciones de Jessica para asistir a esa asignatura, que, si por ella fuera, la verdad es que ninguna.

Jessica está acostumbrada a hacer amistad con las chicas del internado, aunque dada su costumbre de a infancia de salir por la puerta e irse a jugar al parque, con los chicos, a los juegos de lo chicos, tampoco es que se haya granjeado muchas, aparte que éstas se han ido marchando porque han encontrado familias que las acogido en sus casas y de su edad, aparte de que ella ya no la tendría para estar allí, las han cambiado de internado, por lo cual muy optimista con respecto a Yuly no se siente. Es más, lo único que tienen en común es la asignatura de Spanish y Physical Education, poco tiempo van a tener para conocerse. por otro lado, Jessica pretende cambiar de foreing languaje el próximo curso y Yuly tiene previsto subir de nivel, pasar del standard al honor, más acorde con sus capacidades.

Ana: Como te digo siempre, intenta poner algo de tu parte y no te cierres en banda. – Me contesta. – Si desde el primer momento empiezas a ponerle objeciones, la chica pensará que no tienes interés en su amistad y así es normal que te olvide. – Me advierte. – Proponle que estéis juntas durante los descansos, buscad gustos y aficiones comunes de las que hablar, … No sé, estoy segura de que en esa cabecita tuya hay un pozo de conocimiento a la espera de que lo compartas con alguna chica de tu edad.

Un comentario en “¿Qué cenan los españoles?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s