Cuando no puedo parar

Cuando no puedo parar, escribo,
la mente se apodera del cuerpo,
mis manos acarician el papel,
va saliendo fuego de mis dedos,
andando a tientas para no ver.

Cuando no puedo parar, escribo,
saltan poemas alegres en el aire,
la inspiración pone muros a todo,
me encierra, me deja aquí solo,
cada letra es un segundo del tiempo,
un minuto de lento aislamiento.

Cuando no puedo parar, escribo,
izo en el mástil la bandera de guerra,
declarandole la guerra a mi enemigo.
La batalla es a muerte, no hay vencidos,
pero salgo muerto o muero herido.