Ola

Ola, saludo del mar que viene a ti,
adiós a todo el que habite junto a ti,
porque yo quiero ser como el mar,
una ola chocando contra las rocas,
como una ola acariciando tus pies,
ser como aquel que un día llega,
y que nunca quieres volver a perder.
Quisiera ser como viento huracanado
remolinos de arena fría en tu corazón,
truenos y tormentas en tu noche,
para apoderarme así de tu querer.
Ola, como el mar, así, yo te saludo,
con la inteligencia fácil del inculto,
porque mi pensamiento es sólo tuyo