Poemas del 2001

Sé tu nombre
Ahora que no estás, dime tu nombre,
cuando no puedes oírme ni aún verme,
cuando ignoras lo que es un latido,
es ahora cuando así te lo he pedido,
para que no sepas que hablo contigo,
para que tus ojos no me hagan hablar,
porque aún tengo miedo de tus labios,
aún nadie me ha enseñado a escuchar.
Tan sólo sé que mirándote me miras,
que sólo viéndote sabré dónde estás,
por eso me escondo en tu ignorancia,
en aquello que tú nunca descubrirás,
que este poema conocía tu nombre,
y sólo en tu ausencia ha querido callar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s