Hace veinte años

 Hace veinte años dos pies tenía
los dos candidatos a la cirugía
¿Cuál delante? ¿Cuál detrás iría?
Derecho o izquierdo daba igual
Hace veinte años, tenía dos pies,
había que subir el puente al cielo,
romper el envoltorio del caramelo,
uno de los dos debía ser el primero.

Hoy ya mis pies se alzan al vuelo
de la cirugía queda una cicatriz,
pero aún siguen pasando los años,
esa duda constante permanece ahí.
He de escoger y aún no sé porqué,
de la decisión quedará una herida,
quedará la cicatriz para toda la vida,
pero herido y todo mi pie camina.

9 de agosto 2004