Poemas de 2011

Emaús
Volvemos a casa antes de que la luna sol nos alcance,
volvemos a casa antes de que nos mate el hambre,
que nos atrape la noche en mitad de este desierto,
que nos digan que lo que dejamos atrás es nuestro.

Estuvimos en una fiesta en la que no nos divertimos
,
se repartió el pan, también se desparramó todo el vino,
vino gente de todas partes, no faltó ningún vecino,
estuvimos en una fiesta en la que no nos divertimos. 

En mitad del camino, nos encontramos un peregrino,
hubo tanta gente en la fiesta que a éste no le conocimos
,
nuestras alforjas vacías y las suyas desprenden olor,
nos dice que, tras el banquete, se sirvió el vino mejor.

¿A dónde vas peregrino, que parece que vas de fiesta?
Nosotros regresamos a casa, nos quedamos sin siesta,
arrastramos el cansancio de una noche de resaca
el pan y el vino derramados por poco nos matan.