Más poemas de 1995

Suspenso
El diez ha de ser suspenso
porque el uno no es aprobado
y el once ya parece demasiado.
Y tú, mujer aún sin nombre
a ti ya te han numerado
y a pesar de tantos poemas,
de tantos sueños inventados,
a pesar de todo lo que he hecho,
todavía no me han aprobado
sigo vagando pobre por la vida
buscando el sobresaliente final,
pero hasta ti me he arrastrado
y como cualquier mal aprobado
tu diez no ha de ser tan mortal.