Monday, September 18.1995

06:20 AM. Bedroom

Suena el despertador

Hoy sí que es el gran día después de un fin de semana sin novedades, bastante tranquilo para lo que suelen ser esos días aquí, en que son más niñas las que se quedan que las que se marchan con sus familias de acogida. Éstas últimas da la sensación de que tan solo viven aquí los días que hay clase. Que tan solo falta que las familias se decidan o se terminen las gestiones para que la adopción o el acogimiento sea definitivo, que es lo que se pretende. Sin embargo, mientras las gestionen no concluyan, el St. Clare’s Home tiene la tutela y no se puede desprender de éstas sin más. Es, más o menos, lo que sucedería con Daddy, si algún día viniera a buscarme. Lo más probable es que, en contra de mis expectativas, tuviera que pasar algún tiempo antes de que mi marcha fuera definitiva, que no sucederá como con Ana y el viaje, que para mí resultó un tanto repentino y precipitado. Aunque ella ya llevase algún tiempo con las gestiones y me lo ocultase hasta el último momento por evitar mi posible reticencia. Que fue con lo que se encontró, pero que no me sirvió de mucho porque me tuve que marchar con ella durante esas dos semanas. Con el añadido de que me sacó del país, del continente, y nadie nos retuvo en la aduana. Por lo cual entiendo que todos mis papeles estaban en regla y no hubo problemas ni para ir ni para volver.

Es el día en que se supone me he de poner delante de toda la clase y recitarles de memoria el abecedario en español. Lo cual, tal vez, para algunos resulte de lo más sencillo. Pero para mí no resulta tan fácil porque no he superado del todo mi ansiedad hacia el hecho de hablar en español. El abecedario me lo sé, es el mismo que en inglés, aunque hay que añadirle una letra. La diferencia fundamental está en la pronunciación, en una cuestión de fonética. Como me dice Ana, para que me resulte menos agobiante, debería recitarlo como si lo leyese, aunque no creo que Mr. Bacon me vaya a permitir que lo lleve apuntado, aparte que haré el ridículo y habrá quien suponga que me falta poco para parecer tonta del todo. Que, por supuesto, no lo soy. Tampoco la chica más inteligente del mundo. Tan solo una del montón que destaca por sus dificultades con un idioma. Lo cierto es que la gente conoce muchos más defectos míos de los que yo soy consciente y esto de la ansiedad y recelo hacia lo español es uno de los muchos que hay en la lista.

Ana: (Se asoma por la puerta) Arriba, baño, corre, deprisa, espabila, fuera, gandula, holgazana, irresponsable, juguetona, …- Me dice con intención.

Jess: (Acostada en la cama) ¡Ya voy! – Le respondo.

Notebook of Jessica
Monday 9/18/1995
Day           2 
1.   World History I
2.   Spanish
3    English
       Lunch A
4.   Writing workshop
5.   Science
 6.   Algebra

07:05 AM. Fulton Street & Fulton Spring Rd

¡Me retraso un segundo más y hubiera perdido el bus! Mi inquietud de esta mañana provoca que sea un poco más lenta que de costumbre, que ande más despistada y no tenga la cabeza en lo que hago. Aun así, he tenido suerte y el bus sigue aquí, aún queda gente por subir y eso me da una cierta ventaja, pero mejor que no me confíe demasiado de la puntualidad del bus porque igual que se retrase se adelante en función del tráfico que haya a esas horas. De hecho, aunque es mi intención, soy la primera que reconozco que no salgo con puntualidad matemática ni tardo siempre lo mismo en llegar desde hasta aquí, depende de lo dormida o despierta que éste y de los detalles del último momento. Si me veo apurada de tiempo bajo a la carrera y si me encuentro con exceso de tráfico intento ser mucho más prudente a la hora de cruzar Fulton St, Fellsway y demás cruces de calles que me encuentro a mi paso. Bien pensado, casi sería mejor que me instalase sobre el tejado del Medford High y me evitaría complicaciones, pasaría de la cama al pupitre. 

Gabe: [Tararea] ♫ Sex Bomb, Sex Bomb, you are Jessica Bond. You can give it to me when I need to come along. Jess Bond, Jess Bond, you’re Jessica Bond ♫

Si no tuviera que tomar el bus cada día, y con más motivo hoy, me evitaría la tortura de soportar a Gabe y sus burlas, dado que, como es mi compañero de clase y sabe de la tortura por la que tengo que pasar, en vez de ser un poco más considerado y guardarse la dichosa cancioncita para otra ocasión, se siente mucho más justificado a sacarme de los nervios. Entiende que hoy me siento más débil y susceptible. Espera que llegue al colmo de mi paciencia y deje que aflore toda mi rabia contenida contra él, porque así se reirá de lo lindo y tendrá de qué presumir delante de los demás. Si fuera un buen compañero, se callaría, me respetaría, dado que al final será él quien más pierda de los dos. Porque, si a mí me echan la asignatura de Spanish, también lo harán del St. Clare’s y, en consecuencia, ya no tendrá sentido que acuda a clase al Medford High, porque mi sitio estará en el Matignon High. Si fuera por librarme de la estupidez de los chicos, ahora mismo le pediría al conductor del bus que me llevase allí, aunque no se encuentre en la ruta. Sin embargo, aún no ha caído tan bajo mi autoestima, aunque la tengo por los suelos y me cuenta recuperarla. La cancioncita no ayuda a que me sienta mejor conmigo misma.

Vivo en el St. Clare’s con catorce niñas menores que yo; tengo serias dificultades con la asignatura de Spanish; no estoy tan desarrollada como el resto de las chicas de mi edad; me abandonaron al nacer; no conozco a mis padres y es muy posible que Daddy sepa de mi existencia, pero me rechace; quienes me conocen piensan que soy un poco rara porque soy demasiado introvertida; no he tenido grandes amigas y las pocas que he tenido me han durado poco porque antes o después me han abandonado por uno u otro motivo;  hay quien se piensa que quiero ser una tomboy o me siento un chico en el cuerpo de una chica, porque hasta no hace mucho tenía preferencia por ciertas prendas masculinas frente al vestuario femenino que se me impone en el St. Clare’s. Como estudiante soy bastante mediocre; no hay ninguna asignatura en la que destaque y mis calificaciones no son muy altas; tengo problemas con los espejos porque no me gusta mi reflejo y ello implica que no sea una chica adolescente coqueta ni presumida; soy el objetivo de las burlas de los chicos, etc., etc.… Si lo pensara bien, la verdad es que no tendría motivos para tener un concepto muy optimista ni positivo de mí, sin embargo, no he perdido las ganas de vivir, porque aún confío en que Daddy no me ha abandonado del todo y en cuanto tenga ocasión, y se lo piense mejor, vendrá a buscarme. Recibiré noticias suyas y me dirá lo mucho que me quiere y lo poco que le importan mis defectos o el bajo concepto que los demás tengan de mí.

Period	Schedule	                   Subject
Period 1	07:52 AM-08:49 AM	   World History I
Period 2	08:52 AM-09:49 AM   Spanish