Tras el último verso

¿Qué hay “Tras el último verso”? ¿Por qué me interesa tanto llamar la atención sobre esa cuestión? Lo relevante como tal debería ser el poema en sí, su interpretación, que:

– si se trata de un tema de amor, aflore todo ese romanticismo

– si se trata de un poema de contenido religioso, lleve un mensaje referente a mis creencias

– si se trata de un tema personal, haga referencia a algún acontecimiento de mi vida o reflexión puntual

– etc., etc.

Sin embargo, esto de “Tras el último verso” lo entiendo con una doble connotación, tanto en el sentido de que el poema se termina, como que se busca escribir otro verso, otro poema, como una persecución literaria que no termina, una aventura casi cinematográfica en la que hay que lanzarse a la captura de ese verso furtivo que se convierta en un poema, en una nueva fuente de inspiración. se plantea casi como un objetivo un logro personal, algo en apariencia fácil de conseguir, pero que en la práctica no lo es tanto, porque pueden pasar meses antes de que de verdad sobre el papel o en la pantalla del ordenador aparezca un nuevo poema, que además comparta con el resto del mundo. El último verso se convierte en la meta de una carrera de larga distancia en la que compiten el poema y su inspiración, es asomarse a un pozo sin fondo y comprobar que en su interior no hay nada, que tan solo queda un verso a la espera de que alguien lo atrape, le dé vida porque de lo contrario está en peligro de extinción. El último verso es saber que en caso de no atraparlo se perderá para siempre, se desvanecerá como si nunca hubiera existido, por lo tanto se convierte en algo valioso, que todo el mundo ambiciona de una manera un tanto egoísta, porque los primeros versos, los primeros poemas, se han leído en infinidad de ocasiones, sobre ellos se han hecho incontables correcciones y comentarios. Sin embargo, el último verso aún se mantiene intacto, en su estado natural, como algo que no se descubre mientras no quede plasmado en un poema.

“Tras el último verso”, como dice el poema Ruido en el silencio, tras el último verso, para el lector, para aquel que en un momento puntual tiene esa hoja de papel entre las manos, que busca descubrir el trasfondo e intención del poema, no hay nada. Se termina el poema y queda el silencio, algo así como una lápida mortuoria tras la que el poeta descansa en paz. Tras el último verso se escribe el nombre del autor y la fecha en que el poema se escribió. Ya no hay nada más que leer, tan solo queda la esperanza de que quien escribiera el poema deje que aflore de nuevo esa inspiración que de una manera más o menos intensa nos ha cautivado con su lectura. Queda la frustración de que si el poema de verdad nos ha gustado, se termine y nos deje con la miel en los labios, con el anhelo de leer otro poema, pero no hay más, el último verso es el que da por terminado el poema.

“Tras el último verso” está el deseo del autor de ser descubierto, de que sus palabras no queden pérdidas en el vacío. Es la carta de presentación, una llamada de atención, el deseo de compartir con los demás esas vivencias interiores que de otro modo no son para nadie. Que si te ha gustado el poema tengas la oportunidad de leer el silencio, entre líneas, volver a leer el primer poema y entiendas que esa sensación de abandono y desamparo no existe. “Tras el último verso me tienes a mí y mi silencio ha de cerrar tus labios porque no sé cómo hablar contigo…” Es pura y auténtica empatía entre el poeta y el lector. En este caso, en ese poema “Ruido en el silencio” se presenta a un poeta en apariencia triste, poco comunicativo, algo pesimista en la reacción del lector, pero no es una historia a la que le falte final feliz, es una invitación a descubrir la felicidad en el ruido que hay en ese aparente silencio para ser parte de esa inspiración que lleve a escribir otro verso, otro poema. 

21 de marzo 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s