Motivados a estudiar

Esperando a mi Daddy

Introducción

Lista de lo visitado hasta ahora: (ver lista en pagina aparte)

Seguimos en la plaza de San Román y sus alrededores, como si toda la historia y la grandeza de esta ciudad se hubiera concentrado en este entorno. En este caso para hacer mención de un edificio de origen religioso que en la actualidad forma parte de la universidad, de los diversos edificios que ésta tiene repartidos por toda la ciudad y con el que, debido a sus dimensiones, ya nos hemos cruzado con anterioridad. Hemos paseado por la calle de Alfonso XII.

Vista aérea, Google Maps

Convento de San Pedro Mártir de Toledo

El convento de San Pedro Mártir situado en Toledo (España), a través de sus sucesivas ampliaciones y modificaciones, llegó a ser uno de los conventos más ricos e importantes de la ciudad. El edificio, de grandes dimensiones, se organiza en torno a tres patios: el más cercano a la entrada se denomina «Real»; el más pequeño es llamado del «Silencio», y el de los «Naranjos» o de las «Procesiones» está situado en el lado de la epístola de la iglesia.

La historia del Convento de San Pedro Mártir arranca en 1230 cuando Fernando III el Santo fundó en Toledo el primer convento de dominicos, en la llamada Huerta del Granadal. En 1407 los monjes dominicos se trasladaron a uno de los barrios más céntricos del casco urbano, en las casas de Dª Guiomar de Meneses que las había donado para tal fin. Rápidamente fue creciendo a expensas de otras casas contiguas llegando a ser uno de los conventos más ricos de la ciudad. Formaba junto con el convento de Madre de Dios y la iglesia de San Román una inmensa manzana.

Como curiosidad, en dicho monasterio, ingresó como dominico Fray Juan Bautista Maíno en 1613. Se trata de un reconocido pintor entre cuyas obras se encuentra la Adoración de los pastores, del Museo del Prado de Madrid.

Con la desamortización de 1835 el convento pasa al Estado. Fue utilizado para diversos fines: Primero como cuartel de Milicias Nacionales. Posteriormente pasó a la Comisión Provincial de Monumentos que lo declaró “Panteón Provincial”, y se utilizó para guardar las obras artísticas salvadas de otros edificios. En el año 1846 el edificio se cede a la Diputación Provincial, que lo utilizó como asilo, circunstancia que acarreó que la imprenta en esta época se conociera como “Imprenta del Asilo”, hasta que, en julio de 1993, después de una gran remodelación, el nuevo Gobierno central surgido tras las elecciones generales aprobó ceder San Pedro Mártir a la Universidad de CLM. (Fuente: Fantasía y Realidad de Toledo)

Portada de la Iglesia, plaza de San Román

Portada de la iglesia. Es obra de J. B. Monegro, estando labrada en piedra y adoptando la forma de un gran retablo de formas austeras (estilo herreriano). Posee un arco de medio punto en la parte inferior flanqueado por dos columnas y dos pilastras sobre un alto podium que sujetan el entablamento encima del cual aparece un templete con una hornacina del santo titular flanqueado por dos pirámides con bolas.

Se trata por tanto de un edificio de grandes dimensiones que se organiza en torno a tres patios: el más cercano a la entrada se denomina «Real», el más pequeño es llamado del «Silencio» y el de los «Naranjos» o de las «Procesiones» que está situado en el lado de la epístola de la iglesia.

maqueta

Patio del «silencio»

-El claustro llamado del Tesoro o del Silencio, buen ejemplar plateresco, es el más antiguo de todos y posiblemente corresponda a una construcción civil que, posteriormente, fue englobada en el conjunto conventual. Consta de tres plantas. La baja con arcos de medio punto que descansan sobre columnas. En la panda norte aparecen arcos apuntados. Columnas y capiteles de mármol, de estupenda factura, apuntan a una procedencia italiana. El segundo piso está formado por arcos rebajados que se apoyan sobre columnas muy semejantes a las inferiores.

Corredor del patio
Capitel del patio del silencio

El patio del «Real»

-El claustro Real o de los Generales. Consta de tres pisos enteramente construidos en piedra. El piso bajo está compuesto por arcos de medio punto que descansan sobre columnas. Los elementos arquitectónicos empleados-espejos de pizarra en las enjutas, balaustres, etc., son los usuales en Covarrubias en otras obras del momento. Se accede desde la calle de San Pedro Mártir, que antiguamente era la entrada principal. En un lateral, se hallaba un brocal de pozo del año 1032 procedente de la Mezquita Aljama, ubicada en el Claustro de la Catedral, que está grabado alrededor con caracteres arábigos. Allí existió hasta 1872 que fue trasladado al Museo de Santa Cruz. (Fuente: Wikipedia

Patio del Real
Patio del Real
Capitel del patio del Real

El patio de los «Naranjos»

-El claustro de los Naranjos o de las Procesiones, sufrió una total transformación a mediados del siglo XVIII y ha llegado hasta nosotros con una primera planta de arcos rebajados sobre columnas. Nicolás de Vergara el Mozo fue el encargado de llevar a cabo las obras de la nueva iglesia y de la sacristía. Ésta comenzó a construirse en 1587 y se compone de dos espacios: El mayor, rectangular, es el que sirve realmente de sacristía, y otro, cuadrado, alberga una pequeña capilla. Los muros de los dos espacios están formados por arcos con hornacinas, con lo cual se logra una mayor unidad entre ambos. Entre los arcos se levantan unas pilastras dóricas con su correspondiente entablamento corrido, que sirve también de elemento de unión entre los dos espacios. El espacio mayor está cubierto con una bóveda esquifada plana, fajeada y con lunetos.

Patio de los Naranjos

Iglesia

Nicolás de Vergara el Mozo fue el encargado de llevar a cabo las obras de la nueva iglesia y de la sacristía.

Su planta es de tres naves, con coro en alto y presbiterio plano, con dos capillas laterales. Las naves están separadas por tres arcos con pilastras dóricas que sostienen el entablamento, encima del cual se levanta una bóveda de cañón. Una bella reja de comienzos del siglo XVII separa el presbiterio del crucero. La puerta exterior de la iglesia, obra de Monegro, resalta la magnífica torre mudéjar de la vecina iglesia de San Román. Labrada en piedra, contrasta no sólo con la torre sino también con el muro de mampostería de la iglesia propiamente dicha. El diseño de la portada nos pone de manifiesto la actividad de Monegro como retablista y sus relaciones con la arquitectura herreriana. El tema principal es el arco de triunfo que se desarrolla en su cuerpo inferior. El superior está formado por un pequeño templete, con la escultura del santo titular sobre un basamento corrido. Encima de éste, también se levantan dos pirámides con bola. En la parte alta de la fachada aparecen dos ventanas de traza muy sencilla que sirven para iluminar el zaguán.

Interior

Interior de la iglesia, vista desde el coro alto. Comenzó a construirse en 1605 con trazas de Nicolás de Vergara el Mozo, prosiguiendo las obras Juan Bautista Monegro. Su planta consta de tres naves con coro en alto y presbiterio plano con dos capillas laterales. Las naves se separan por tres arcos con pilastras dóricas que sostienen el entablamento encima del cual se levanta una bóveda de cañón. El crucero se cubre con una cúpula de media naranja sobre pechinas. 

Biblioteca

Actualmente el edificio acoge la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Biblioteca de la la Facultad
Escena de a Última Cena
Torre mudéjar de la iglesia de San Pedro Mártir
Torre mudéjar de la iglesia de San Pedro Mártir
Interior de la torre mudéjar

Cobertizo de San Pedro Mártir

Se encuentra en la calle del mismo nombre, siendo uno de los accesos al edificio universitario conocido como San Pedro Mártir. Ya existía, según Porres en su Historia de las Calles de Toledo, hacia 1694, en que se dota una lámpara en él para alumbrar a una imagen de la Virgen de la Soledad que, por lo visto, estaba allí. El cobertizo actual es más moderno, edificado en 1740 cerca de la portería de lo que fuera el monasterio. Se divide en dos partes, siendo la segunda de 1751.

Leyenda «El beso»

Para leer la leyenda «el Beso» seguir el enlace. El Beso, Gustavo Adolfo Bécquer – Leyendas de Toledo

Web de referencia