El panteón de los reyes

Lista de lo visitado hasta ahora: (ver lista en página aparte)

Introducción

Esta vez nos adentraremos en otra de esas capillas que, según entiendo, no siempre se encuentra abierta al público, pero nosotros nos encontramos la puerta abierta, de manera que nos dejamos llevar por la curiosidad, en busca de los tesoros y rincones curiosos de la catedral. Este lugar requiere un poco más de respeto porque se trata de una capilla funeraria. Es la capilla funeraria de la Casa de Trastámara, donde quizá haya un mayor recogimiento para dar descanso a quienes aquí reposan.

Capilla de los Reyes Nuevos

En la última entrada nos quedábamos en el pequeño patio renacentista, llamado del Tesorero, a la salida de la Sacristía y a través del cual llegamos a la Capilla de los Reyes Nuevos, capilla que fue mandada hacer por el emperador Carlos V a Alonso de Covarrubias y cuyo altar mayor es obra posterior de Mateo Medina con una pintura de Salvador Sánchez Maella con el tema de la Descensión, como retablo ,enmarcado por dos columnas corintias.

Hoy es una capilla sin culto y lamentablemente permanece cerrada salvo cuando se utiliza como sala de exposiciones, absurdo trato dado al principal panteón de la realeza castellana.

La capilla de los Reyes Nuevos de Toledo es la segunda capilla real que construyeron los reyes de Castilla en la catedral.

La Capilla de Reyes Nuevos, llamada así para diferenciarla de los Viejos, que se encuentran en la Capilla Mayor, fue construida entre 1531 y 1534 como capilla funeraria de la dinastía de los Trastámara, sobre lo que anteriormente fue la herrería de la Catedral. Los planos los presentó Covarrubias al emperador Carlos V, que los aprobó de inmediato. Las rejas, tanto la de entrada como la del interior, son de Domingo de Céspedes realizadas en 1532.

Tiene un complicado acceso, presidido por dos bellos maceros de talla impresionante, con los escudos de armas de Castilla y León

La original fue iniciada por Enrique II de Castilla, el bastardo ó el fratricida ó el usurpador, que todo lo fue el primer rey de la casa de Trastámara, quien, después de asesinar al legítimo rey de Castilla D.Pedro I, su hermanastro, buscó  en esta capilla la legitimación que ofrecía la catedral toledana al albergar por entonces la capilla Real ,llamada ahora la capilla de los Reyes Viejos, donde estaban enterrados los reyes Sancho IV, su fundador, Alfonso VII el Emperador y Sancho III el Deseado,que ahora están en ambos lados del presbiterio.
Así es la Historia de España,mientras el asesino y usurpador, Enrique II, descansa en este lugar de la maravillosa catedral de Toledo.

La capilla-iglesia se encuentra cerrada por una bella rejería de Domingo de Céspedes rematada por el escudo de Castilla que impide el acceso hacia las tumbas reales por lo que sus fotos son de internet-wikipedia

La actual capilla, fue diseñada por Mateo de Medina, autor también del retablo mayor.​ Está situada en el lado norte, entre la capilla de Santiago y la capilla de Santa Leocadia. Tiene un acceso raro y difícil, solucionado por el arquitecto Alonso de Covarrubias. Antes de ser trasladada a este espacio se llamaba Capilla Real y se encontraba a los pies de la catedral, en la nave lateral del lado norte (lado del Evangelio), apropiándose el último tramo, por lo que cortaba e impedía el paso por el final de esta nave. El Cabildo quiso cambiar el lugar de esta capilla para despejar la nave y el arzobispo Alfonso de Fonseca y Acevedo pidió el permiso correspondiente al Emperador. Pero lo difícil era buscar un sitio idóneo, lo cual por fin se solucionó gracias al ingenio y habilidad de su arquitecto.

Escudo de Castilla y León visto desde el interior de la capilla

Más que una capilla puede considerarse como una pequeña iglesia, de una nave con dos tramos y un ábside poligonal, más una sacristía y un vestíbulo de entrada, solución original de Covarrubias. Se construyó entre 1531 y 1534. Es la primera gran obra de Covarrubias en Toledo.

La obra de Covarrubias es sencillamente maravillosa con bellísimos arcos renacentistas

la belleza de las paredes

Los dos tramos de la nave tienen bóveda de crucería gótica pero toda la ornamentación y labra de los sepulcros son renacentistas. Están separados por la reja de Domingo de Céspedes. El primer tramo forma el cuerpo de la pequeña iglesia con algunos altares y en el segundo tramo es donde se encuentran los enterramientos reales trasladados y metidos en arcosolios renacentistas, obra de Covarrubias. En un costado se encuentran Enrique II y su esposa Juana Manuel y frente a ellos y en lucillos, Enrique III el Doliente y Catalina de Lancaster. También está la estatua orante de Juan II, cuyo enterramiento se encuentra en la Cartuja de Miraflores de Burgos.

Techo

Tras el arco que da acceso al presbiterio se encuentran dos altares pequeños, obra neoclásica. El altar mayor es de Mateo Medina; tiene una pintura de Maella​ con el tema de la Descensión, enmarcada por dos columnas corintias. A ambos lados de este altar están los enterramientos con las respectivas estatuas orantes de Juan I y su esposa Leonor de Aragón.

Arco
Bóveda de nave central
Arcada vista desde el presbiterio
Ventana del presbiterio
Ventana sobre los arcosolios

La capilla se compone de dos tramos cubiertos con bóveda de crucería separados por un arco apuntado con casetones y labores platerescas y ábside poligonal. En el siglo XVIII se añadirían en el primer tramo, los retablos neoclásicos de Ventura Rodríguez y Mateo Medina. En uno de ellos destaca un lienzo de Mariano Salvador Maella (Valencia 1739-Madrid 1819). En el segundo tramo se encuentran los sepulcros reales.

Altar
Arcosolios con los sepulcros de los Reyes de la Dinastía de Los Trastámara, D. Enrique II de Castilla y su esposa Dª Juana Manuel de Villena.

El culto de la Capilla de los Reyes Nuevos era mantenido por el capítulo llamado Capellanes de Reyes.

Descripción de la capilla

Hoy día no se encuentra en su emplazamiento original, habiendo sido trasladada en el siglo XVI por el obstáculo que suponía a las procesiones en el interior de la catedral. Para solucionarlo se trasladaron los sepulcros de los reyes y reinas y parte de los ornamentos.

  • En los muros laterales se encuentran los sepulcros de los reyes:
  • a la derecha Enrique II, (†1379) y su mujer Juana, (†1381).
  • Cercano y a su izquierda D. Enrique III, llamado el Doliente, (†1407), y su mujer Catalina de Lancaster, (†1418).
  • Junto al Presbiterio, los sepulcros, con estatuas orantes, de Juan 1 y su mujer Leonor de Aragón.

Retablos neoclásicos de mármol y bronce trazados por Ventura Rodríguez en 1772 con pinturas de Maella están intercalados a lo largo de la capilla.

El retablo mayor es de 1805, costeado por Carlos IV con un Lienzo de Maella. Dos órganos realizados uno en 1654 y otro en 1721 completan esta bella capilla.

Estandarte junto al órgano

Como recuerdo histórico se conserva en esta capilla el arnés del alférez Duarte de Almeida que luchó en la Batalla de Toro (donde perdió los dos brazos siendo hecho prisionero por las tropas de los Reyes Católicos en 1476).

Entre sus capellanes citaremos la figura de Pedro Calderón de la Barca nombrado capellán en 1653.​

Sepulcros reales

Sepulcro de Enrique II de Castilla

El sepulcro del rey Enrique II de Castilla, fallecido en 1379, está colocado sobre la sillería del coro, en el lado de la Epístola, y es un sepulcro adosado de estilo plateresco. La caja del sepulcro está adornada con los escudos de Castilla y León, y en la parte baja del interior del lucillo de enterramiento están colocados tres paneles decorados con trofeos, y sobre los tres paneles dos niños aparecen sujetando la cartela que contiene el epitafio del monarca:

AQUI YAZE EL MUY AVENTURADO E NOBLE CAVALLERO REI DON ENRRIQUE DE DULCE MEMORIA, HIJO DEL MUI NOBLE REI DON ALFONSO, QUE VENCIO LA DE BENAMARIN E FINO EN SANTO DOMINGO DE LA CALÇADA, E ACABO MUI GLORIOSAMENTE A XXX DIAS DE MAYO, AÑO DEL NACIMIENTO DE NUESTRO SALVADOR JESUCRISTO DE MCCCLXXIX AÑOS.

Sepulcro de Enrique II de Castilla​

El monarca está vestido con los atributos reales. Sujeta con la mano izquierda la espada y el talabarte adornado con leones y castillos; con la mano derecha empuña el cetro, cuyo extremo superior reposa en los tres almohadones que sostienen la cabeza del monarca. Calza chapines y sus pies reposan sobre un león acostado.

Sobre el sepulcro está colocada la estatua yacente que representa a Enrique II, realizada en alabastro policromado. El monarca, vestido con los atributos reales, sujeta con su mano izquierda la espada y el talabarte adornado con leones y castillos. En la mano derecho el monarca empuña el cetro, cuyo extremo superior reposa en los tres almohadones que sostienen la cabeza del monarca. El rey calza chapines y sus pies reposan sobre un león acostado.

Sepulcro de la reina Juana Manuel

El sepulcro de la reina Juana Manuel de Villena, fallecida en 1381, es similar al de su esposo, el rey Enrique II de Castilla. Dos ángeles arrodillados sostienen la cartela que contiene el epitafio de la reina:

AQUI YAZE LA MUI CATHOLICA Y DEVOTA REINA DOÑA JUANA, MADRE DE LOS POBRES E MUGER DEL NOBLE REI DON ENRRIQUE E HIJA DE DON JUAN, HIJO DEL INFANTE DON MANUEL, LA QUAL EN VIDA Y MUERTE NO DEXO EL HABITO DE SANTA CLARA. E FINO A VEINTE Y SIETE DE MAYO, AÑO DEL NACIMIENTO DE NUESTRO SALVADOR JESUCRISTO DE MCCCLXXXI AÑOS.

Sepulcro de la reina Juana Manuel​

La reina viste brial, y sobre la túnica blanca lleva manto y pellote. La mano izquierda sujeta un libro de rezos. El cabello está cubierto con un velo. Un ángel arrodillado sostiene la corona sobre la cabeza, que reposa sobre tres almohadones.

La reina viste brial, y sobre la túnica blanca interior lleva manto real y pellote. La mano izquierda de la reina sostiene un libro de rezos. Un ángel arrodillado sostiene la corona real sobre la cabeza de la reina, cuya cabeza, cubierta con un velo, reposa sobre tres almohadones.

Sepulcro de Juan I de Castilla

El sepulcro del rey Juan I de Castilla, fallecido en 1390, está situado junto al de su primera esposa, la reina Leonor de Aragón. El sepulcro de Juan I es adosado y de estilo plateresco. Dos ángeles sostienen la cartela en la que aparece esculpido el epitafio del monarca:

El rey viste armadura, manto y corona. El paño que cubre el reclinatorio, sobre el que hay un devocionario abierto, está adornado con el escudo de Castilla y León.

AQUI YAZE EL MUI NOBLE I CATHOLICO Y VIRTUOSO REI DON JUAN, HIJO DEL SEÑOR REI DON ENRIQUE DE SANTA MEMORIA I DE LA REINA DOÑA JUANA, HIJA DEL MUI NOBLE DON JUAN, HIJO DEL INFANTE DON MANUEL. FINO A NUEVE DIAS DEL MES DE OCTUBRE AÑO DEL NACIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCHRISTO DE MCCCXC AÑOS.

Sepulcro de Juan I de Castilla​

La escultura orante que representa a Juan I de Castilla fue realizada en el siglo XVI, y es obra del escultor Jorge Contreras. Dicha estatua reemplazó a la primitiva estatua yacente de Juan I, que estaba colocada en la primitiva capilla de los Reyes Nuevos. El monarca aparece arrodillado en actitud orante, está revestido con una armadura, porta manto real, y sobre su frente lleva ceñida la corona real. El paño que cubre el reclinatorio, sobre el que está colocado un devocionario abierto, está adornado con el escudo de Castilla y León.

Sepulcro de la reina Leonor de Aragón

El sepulcro de la reina Leonor de Aragón, fallecida en 1382, está colocado en el lado de la Epístola de la capilla. Dos ángeles sostienen la cartela en la que aparece esculpido el epitafio de la reina:

La estatua orante de Leonor es similar a la de su esposo, aunque en el reclinatorio sobre el que se apoya la reina figura el Señal Real de Aragón.

AQUI IACE LA MUI ESCLARECIDA I MUI CATHOLICA REINA DOÑA LEONOR, MUGER DEL MUI NOBLE REI DON JUAN, HIJA DEL MUI ALTO REI DON PEDRO DE ARAGON, MADRE DEL MUI JUSTICIERO REI DON ENRRIQUE I DEL INFANTE DON FERNANDO. FALLECIO A TREZE DIAS DE SEPTIEMBRE AÑO DEL NACIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCHRISTO DE MCCCLXXXII AÑOS.

Sepulcro de la reina Leonor de Aragón​

La estatua orante de la reina Leonor de Aragón es similar a la de su esposo, el rey Juan I de Castilla, aunque en el reclinatorio sobre el que se apoya la reina aparece colocado el Señal Real de Aragón.

Sepulcro de Enrique III de Castilla

El sepulcro del rey Enrique III de Castilla, fallecido en 1406, está colocado sobre la sillería del coro, en el lado del Evangelio, y es un sepulcro adosado de estilo plateresco. La caja del sepulcro está adornada con los escudos de Castilla y León, y en la parte baja del interior del lucillo de enterramiento están colocados tres paneles decorados con trofeos, y sobre los tres paneles dos niños aparecen sujetando la cartela que contiene el epitafio del monarca:

AQUI IACE EL MUI TEMIDO Y JUSTICIERO REI DON ENRIQUE DE DULCE MEMORIA QUE DIOS DE SANTO PARAISO HIJO DEL CATHOLICO REI DON JUAN NIETO DEL NOBLE CAVALLERO DON ENRIQUE EN 16 AÑOS QUE REINO FUE CASTILLA TEMIDA Y HONRRADA NACIO EN BURGOS DIA DE SAN FRANCISCO Y MURIO DIA DE NABIDAD EN TOLEDO IENDO A LA GUERRA DE LOS MOROS CON LOS NOBLES DEL REINO FINO AÑO DEL SEÑOR DE 1407.

Sepulcro de Enrique III de Castilla​

Sobre el sepulcro está colocada la estatua yacente que representa a Enrique III, realizada en alabastro policromado. Enrique III aparece vestido con el hábito franciscano, aunque con las manos sujeta su espada, con su talabarte, que discurre paralelo al cordón franciscano. La cabeza del monarca, ceñida por la corona real, descansa sobre tres ricos almohadones, y los pies del rey aparecen descalzos. En los extremos de la estatua yacente están colocados cuatro ángeles arrodillados.

Como anécdota en el año 1834, Mariano José de Larra, publica una novela caballeresca y romántica denominada “El doncel de Don Enrique el doliente”, obra ambientada durante el reinado de Enrique III, en el siglo XV, monarca conocido como “el Doliente” por sus frecuentes enfermedades y débil salud.

Sepulcro de la reina Catalina de Lancaster

El sepulcro de la reina Catalina de Lancaster, fallecida en 1418 y esposa del rey Enrique III de Castilla, está colocado en el lado del Evangelio y junto al altar de San Hermenegildo. Dos ángeles sostienen la cartela en la que aparece esculpido el epitafio de la reina:

AQUI YACE LA MUI CATHOLICA Y ESCLARECIDA SEÑORA REINA DOÑA CATALINA DE CASTILLA E LEON MUGER DEL MUI TEMIDO REI DON ENRIQUE MADRE DEL MUI PODEROSO REI DON JUAN TUTORA E REGIDORA DE SUS REINOS HIJA DEL MUI NOBLE PRINCIPE DON JUAN PRIMOGENITO DEL REI DE INGLATERRA DUQUE DE GUILANA Y ALENCASTRE E DE LA INFANTA DOÑA CONTANCA PRIMOGENITA Y HEREDERA DE LOS REINOS DE CASTILLA DUQUESA DE ALENCASTRE NIETA DE LOS JUSTICIEROS REYES DEL REI DON PEDRO DE CASTILLA POR LA QUAL ES PAZ Y CONCORDIA PREVISTA PARA SIEMPRE ESTA SEÑORA FINO EN BALLADOLID A 2 DIAS DE JUNIO DE 1418 AÑOS FUE TRASLADADA AQUI DOMINGO 10 DIAS DE DICIEMBRE AÑO DE 1419.

Sepulcro de la reina Catalina de Lancaster​

Es un sepulcro adosado de estilo plateresco, similar al del rey Enrique III, aunque la reina aparece vestida con túnica y manto, adornado este último con flores. Las manos de la reina están colocadas sobre el pecho, y la mano izquierda sujeta un devocionario. La cabeza de la reina, que descansa sobre tres almohadones recamados, está cubierta por una toca, y ciñe su frente una corona real.

Estatua de Juan II

En un rincón, junto al sepulcro de la reina Juana, está la estatua orante de Juan II. Una estatua pequeña y semiescondida. Es sólo una estatua: los restos se encuentran en la Cartuja de Miraflores de Burgos.

La armadura del alférez Duarte de Almeida

Por su singularidad destacar que en esta capilla encontramos la armadura del alférez Duarte de Almeida, del que se cuenta que tras haberle sido cortados los brazos en la batalla siguió defendiendo la bandera de Isabel la Católica en la batalla de Toro.

***Aclaración: Esta es la única imagen que he encontrado de la armadura, sin que de momento tenga muy clara su ubicación actual, aunque sí he encontrado información sobre tan heroico personaje  

El maniquí que hoy podemos contemplar por estar situado en la capilla de Santiago, es una pieza de indudable valor histórico, pertenece a la Real Capilla de Reyes Nuevos, donde estuvo custodiada al menos desde el año 1622, y según la cartela que esta puesta a sus pies nos dice: «Arnés que llevaba D. Duarte de Almeida Alférez abanderado de D. Alfonso V de Portugal al ser echo prisionero por las huestes castellanas en la batalla de Toro ganada por el rey de Aragón D. Fernando, el primero de marzo de 1476, cuya victoria aseguro la posesión del Reino de Castilla por los Reyes Católicos»

Real academia de Toledo

El Gran Capitán Horatio Nelson … Todas las naciones necesitan héroes a los que recurrir cuando -en plena batalla- la situación se complica y toca tirar de valor para salir del atolladero a base de espada y arcabuz. Por ello es por lo que nació el mito de Duarte de Almeida, un alférez mayor portugués que, durante la batalla de Toro -en la que Fernando el Católico y Alfonso V dirimían el destino de la Península Ibérica-, terminó asiendo el estandarte de su monarca con la boca después de que varios soldados del ejército fernandino le cercenaran los brazos de raíz . Además de hacerle ganar un curioso mote (el «decepado» -el «cortado» en la lengua de nuestros vecinos-) su supuesta heroicidad le granjeó un espacio en los libros de Historia. Con todo, lo cierto es que su gesta (que se sucedió presuntamente el 1 de marzo de 1476 ) ha sido discutida durante 540 años por cronistas e historiadores. Unos expertos que no se ponen de acuerdo en datos tan básicos como si este heroico militar logró sobrevivir a la contienda y tener descendencia, o murió desangrado.

ABC Historia

capilla del Cristo de la Columna

Saliendo , a la izquierda podemos ver la capilla del Cristo de la Columna, de pequeñísimas dimensiones,y una de las capillas más antiguas de la catedral,con un bello retablo atribuido a Copín de Holanda

En la catedral de Toledo existe una capilla ubicada en la girola, que da nombre al contenido, de especial interés desde el punto de vista iconográfico y teatral. Ostenta un retablo con la representación de Cristo a la columna entre san Pedro y san Juan. Es la interpretación plástica del Auto de la pasión, de Alonso del Campo, escrito entre 1486 y 1499. Se completa con la figura de la Verónica. Tuvo una cierta difusión en el campo de la miniatura, como en el Libro de Horas de Alonso de Zúñiga, conservado en la Real Biblioteca de El Escorial, y en la escultura, en el grupo de Cristo a la columna y san Pedro (se ha perdido san Juan) en Alcaraz (Albacete).

Capilla de los Reyes Nuevos (Catedral de Toledo)

catedralprimada.es Capilla de los Reyes Nuevos

La Catedral de Toledo: El Trasparente.Sala Capitular.Capilla Reyes Nuevos

Buscando montsalvatge TOLEDO. Catedral (II). Reyes Nuevos