Blanca como nadie

Mi hada madrina, mi cenicienta,
la más hermosa de todas las lunas,
un rayo de luz sobre el mar,
muñeco de nieve rodeado de flores,
belleza que no puedo comparar,
cascada de oro en el mundo,
estrella que luce sobre el mar,
claridad en mi noche oscura,
sonrisa que no podría callar,
amapola en un jardín de rosas,
pajarito que no echas a volar.
Mi Cenicienta, espejo de cristal,
sueño que dura toda la noche 
en la que yo no quisiera soñar.

Manuel Pellicer 19/01/1993

Poema de 1993

Photo by Bruno Scramgnon on Pexels.com