Wednesday, November 8, 1995

11:05 AM. MHS Toilet of girls

Yuly: Bueno ¿Al final qué tal te ha salido? – Me pregunta. – Ya he visto que tu dictado no tenía mucha relación con el texto original. – Me comenta. – Sigues con los oídos algo taponados y escribes lo que te parece, aunque no tenga ningún sentido. – Me recrimina.

Jess: Al final he preferido no traducir tu examen porque no lo entendía y, antes que escribir un churro, lo he intentado con la traducción del poema. – Le confieso. – No me acordaba muy bien, pero al menos no he dejado el folio en blanco.

Yuly: Ósea que no esperas aprobar de ninguna de las maneras. – Me dice.

Jess: Si es cierto eso de que el examen tan solo es una parte de la nota final, tal vez aún tenga posibilidades. – Le digo con un exceso de optimismo. – Mr. Bacon siempre insiste en que lo valora todo y que un examen perfecto no te libra del suspenso ni lo contrario.

Yuly: Si tan solo tiene en cuenta lo mucho que te esfuerzas y los agobios por los que pasa, yo te aprobaría. Al menos para que ello te sirviera de motivación y que no pienses que es algo tan complicado.- Argumenta con mucha benevolencia

Jess: ¡Cómo me apruebe y haya algún otro suspenso, se liará una buena! – Le advierto.

Yuly: No creo que a Mr. ‘Panceta’ le importe mucho lo que opinen los demás. – Me contesta. – A cada cual le pondrá la calificación que corresponda según sus méritos y esfuerzos. Tal vez tú no tengas lo primero, pero de lo segundo te sobra, aunque sea por tu empeño en que te deje copiar mis ejercicios para no ir a clase con el cuaderno en blanco.

Jess: Mr. Bacon no es tonto y seguro que sabe que el esfuerzo en realidad es tuyo.

Yuly: Si cumple con lo que nos propuso a comienzo de curso, quien se juega el suspenso soy yo. – Se justifica. – ¡Mis padres me dejan en Vigo como no apruebe esa asignatura! – Exclama alarmada. – No sé cómo serán los profesores en el Matignon High, pero te aseguro que, en comparación con mi tío, casi prefiero ponerme en tus zapatos.

Jess: Hago lo que puedo, aunque soy consciente de que no es suficiente. Pero, aun así, espero que Mr. Bacon sea benévolo conmigo a final de curso.

Yuly: ¿Has acabado? ¿Nos vamos? – Me pregunta. – Hoy no hay ejercicios y quisiera que almorzásemos, que la gente viera que hacemos algo más que estudiar. – Se justifica.

Jess: Sí, vamos. – Le respondo.

Ana no me lo ha mencionado ni me ha amenazado con ello, pero supongo que es lo que me espera en caso de que no apruebe la asignatura de Spanish. Lo quiera o no tendré que asistir a las clases de verano. Por lo que me han contado en el Matignon High se imparten. Por lo que supongo que ello irá implícito en mi compromiso con el curso y mi continuidad en el St. Clare’s. O apruebo o se me acabó la suerte. No puedo pasar de curso, si me quedan asignaturas pendientes. Lo que no me apetece es quedarme atascada en 9th Grade ni tener que seguir estudiando por mi cuenta como hace los del homeschooled. No creo que Ana ni Monica quieran asumir esa responsabilidad, porque no tienen tiempo ni entra dentro de sus competencias. Me entusiasme o no la idea, he de estudiar, esforzarme por ese aprobado, aunque vaya contra mis principios y planteamientos. Pero de verdad que, si no me esfuerzo más es porque me bloqueo. Es tal el sentimiento de frustración que soy incapaz de progresar. Leo bien porque lo hago de manera mecánica y sin pensar. Con los dictados me sucede más o menos lo mismo. No tengo ni idea de lo que escribo y lo hago de manera inconsciente. Lo que tengo es un bloqueo mental tan grande que es imposible que haya progresos o mejoras en ese sentido. Tan solo me ocurre con el español, ya que, por lo demás, soy una chica normal. Sin más problemas de los que tendría una chica de mi edad a la que hubieran abandonado al nacer. Mi salud es aceptable dentro de la normalidad. Como tal se supone que tengo la cabeza sobre los hombros y me funciona. Pero es aludir a cuestiones relacionadas con España y me quedo bloqueada ‘I don’t speak Spanish’.

Abrimos la puerta del servicio con intención de salir y dirigirnos a la cafetería antes de que suene la campana que nos avise que hemos de volver a clase y a quien nos encontramos en el pasillo, como si nos hubiera seguido y esperase a que salgamos, es a Mr. Bacon. Lo cual ya no sé cómo calificar. Las dos confiábamos en que después de casi una hora y media de examen estaría harto de nosotras y se tomaría un descanso antes de su próximo examen. Sin embargo, me da la impresión de que no se siente liberado de sus obligaciones y responsabilidades hacia nosotras. De todos, éste es el único profesor que no se desentiende de nosotras una vez que suena la campana. Por lo que he escuchado entre los compañeros, hay algunos que ya piensan que me tiene protegida en exceso y otros que me ha cogido manía y empeñado en que antes o después conseguirá que hable en español, porque soy la única de la clase que se le resiste. Para que de mis labios salga alguna palabra en español, me han de poner un texto delante y pedirme que lo lea. Pero ni sé lo que leo ni me importa. Para enterarme de algo necesito que alguien me lo traduzca al inglés, si es que no lo hago yo como mejor se me ocurre. Sobre el resultado hago mi propia mezcla. Soy una ignorante por convicción, aunque frente a la postura de otros años, tal vez ya no le tengo el mismo miedo que al principio, pero ello no ha provocado que me guste.

Mr. Bacon:  [Habla en español] Julia, esto debe ser tuyo. – Le dice y entrega un trozo de papel pisoteado. – He reconocido la letra y debería pensar que es una chuleta, pero estaba bajo la silla de Jessica y ella no ha hecho la traducción.

Yuly: (Ojea el papel) [Habla en español] Sí, es mío. – Reconoce porque entiende que no hay peligro de que le sancione. – Tan solo pretendía ayudarle, pero no quiso hacer trampas. – Alega en mi favor.

Mr. Bacon:  [Habla en español] Esta vez lo pasaré por alto, pero espero que para el próximo examen no se repita. – Le contesta. – Ya me he fijado que las dos habéis hecho el cuestionario a la par y dependerá de si Jessica te ha copiado en las preguntas del examen que tu calificación baje. – Le advierte.

Yuly:  [Habla en español] Las he contestado todas y creo que ella no ha tenido tiempo más que de contestar la primera, a escribir su nombre. – Le aclara.

Mr. Bacon:  [Habla en español] Intenta no ayudarla tanto y deja que se esfuerce un poco más. – Le recomienda y aconseja. – Si la conviertes en tu sombra, no se sentirá motivada.

Yuly:  [Habla en español] Entonces, ¿le ayudo o no? – Le pregunta contrariada.

Mr. Bacon:  [Habla en español] Sí, ayúdale, pero sé un poco más moderada. – Le responde. – Haced los ejercicios juntas, pero no los hagas tú por las dos porque de ese modo no se esfuerza y se trata de que aprenda español, no de copiar.

Yuly:  [Habla en español] Durante el rato del descanso, entre que pasamos por el baño y nos sentamos a comer, apenas nos queda tiempo para los ejercicios. – Le contesta. – No sé de dónde sacar más tiempo para ayudarla.

Hablan en español y no sé si me entero de lo que dicen o la traducción que me hago es pura invención. El caso es que intuyo que hablan de mí, que no hay que ser muy lista para sospechar que no puedo ser muy optimista con respecto al resultado del examen ni a las consecuencias que de éste se deriven. Es evidente que si Mr. Bacon ha encontrado la chuleta que Yuly me pasó y que no tuve la prudencia de esconder. Ella se ha metido en un buen lío y a mí se me considera responsable indirecta o cómplice. Aunque, en conciencia, mi alegato es que no hice trampas en el examen. A pesar de que después de leer la traducción del texto me enterase mejor del dictado. Trataba sobre un amanecer bucólico, por eso de las flores, el rocío del mañana y el perro que ladraba. Mi primera interpretación había sido que se trataba de la descripción de un barrio bastante bullicioso, por eso de que un chico espiaba a su vecina por la ventana y que en el jardín de la casa había un enorme oso que jugaba con los niños. ¡Vamos, que si le llego a hacer mi traducción a Mr. Bacon me obliga a repetir el examen porque se piensa que no he pasado por clase en estos dos meses!

Mr. Bacon:  Tenéis otro examen ahora de manera que no quiero distraeros y ya os he dicho todo. – Me dice. – No sé si Jessica se habrá enterado de algo, pero deja las explicaciones para otro momento.

Yuly: ¡OK! Gracias.

Mr. Bacon:  Tan solo he querido daros un toque de atención para que cada una haga su examen y no seáis injustas con vuestros compañeros. – Le dice. – Por esa chuleta debería suspenderos a las dos, pero por esta vez lo pasaré por alto.

Yuly: ¡OK! Gracias. – Le vuelve a decir.

Mr. Bacon:  Hasta el próximo día entonces. – Se despide.

Period	Schedule		                    Subject
	        12:00 PM-02:00 PM	            Science