Thursday, September 7, 1995

 Period             Schedule                             Subject
Period 3 09:51 AM-10:47 AM English
10:50 AM-11:20 AM             Lunch A

10:55 AM. MHS patio

Yuly: Llevas toda la mañana muy callada. – Me dice para intentar romper mi silencio. – ¿Te ocurre algo? – Me pregunta preocupada. – Desde que has entrado en el aula de Spanish las moscas hacían más ruido que tú.

Jess: No me pasa nada. – Le respondo en tono afable. – Tan solo me siento un poco cohibida por todo lo sucedido ayer. – Le digo para justificarme.

Yuly: ¿Lo dices por los chicos? – Me pregunta contrariada. – Ya sabemos que son tontos y más porque las chicas que les ríen la gracia. – Alega. – Al menos no estás enfadada conmigo ¿O sí? – Me pregunta con complicidad.

Jess: No, contigo no. – Le respondo sin entrar en detalles.

Yuly: ¿Preguntaste si podía ir a visitarte? – Me pregunta. – Si te han dicho que no, lo entiendo. Fue una ocurrencia tonta, pero pensé que ello daría más consistencia al trabajo de Spanish.

Jess: No, no lo pregunté. – Le confieso algo cohibida. – De todos modos, no creo que haya problema por que vayas. – Le indico que no piense que intento quitarle la idea.

Yuly: Pues entonces, iré. – Me responde confiada y segura. – Haremos el mejor trabajo de todos y nos pasaremos el curso como si estuviéramos de vacaciones. – Asegura.

Jess: No sé yo. ¡Cómo Mr. Bacon sepa que no pienso tocar el libro, no solamente me suspende, sino que me hace repetir el próximo curso! – Le advierto con preocupación. – Bastante tengo ya con que Ana, mi tutora, esté pendiente de que estudie un poco cada día, como para que además Mr. Bacon me controle en clase.

Yuly: Confía en mí ¿Vale? – Me ruega. – La redacción trata sobre las motivaciones para estudiar Spanish y me da la sensación de que de toda la clase eres la única que de verdad está motivada. – Argumenta. – Aunque sea por las malas. – Añade con complicidad.

Sí, supongo que en eso tiene toda la razón. Si pretendemos que el trabajo, la redacción, trate sobre mis motivaciones para estudiar Spanish, no hay que calentarse la cabeza ni divagar sobre cuestiones que nada tienen que ver con la única intención de rellenar un par de folios. La pregunta por responder es muy sencilla: ‘¿Por qué te has matriculado en esta asignatura?’. Por lo que Yuly me comentó ayer, también tiene sus motivaciones bastante claras, su objetivo es que el próximo curso se le permita matricularse en el nivel Honor, porque supongo que tiene capacidad mental e inteligencia para ello, aunque este curso no se lo hayan permitido. Mi excusa es que Ana me lo ha puesto como requisito para quedarme este curso y los próximos. Desconozco las motivaciones de los demás y no sé si alguna será válida ni la que espera Mr. Bacon, como que nos gusta a la asignatura o que pretendemos mejorar las estadísticas en cuanto a personas que hablan español en Massachusetts, cuando no tener la oportunidad mantener una conversación fluida con ese 3% de hispanohablantes, entre lo que Yuly se incluye, aunque en su caso es por su madre.

Por lo que sé, ha habido algunas chicas que las que han pasado por el ST Clare’s Home con ascendencia hispana y aunque Ana sea de Somerville, también habla el idioma con bastante soltura, como me ha demostrado este verano con la visita a casa de sus amigos y porque ha estado al tanto de mi lectura, no se le ha pasado por alto ningún fallo y algún párrafo o frase me lo he tenido que leer varias veces hasta que ha considerado que la lectura era correcta y la pronunciación era aceptable. En cualquier caso, no quisiera llegar a la conclusión de que ese 3% de hispanohablantes del estado de Massachusetts son los que se han cruzado en mi vida alguna vez, a pesar de que siempre me recriminan que mi mundo es muy limitado. Sería como si me asegurasen que todos los hispanohablantes viven por los alrededores del St. Clare o de Medford. Incluso Yuly ayer me insinuó que en alguna ocasión ha estado en la iglesia de St. Francis, en esas reuniones interparroquiales a las que yo no me he sentido animada a acudir, porque en realidad tan solo me acerco por allí para asistir a misa, confesarme y cuando la asistencia a las catequesis de formación es obligatoria para recibir los sacramentos. En lo referente a la oración de la mañana, Ana sabe que siempre que he podido me la he saltado.

Yuly: Entonces, si te parece bien, me acerco por allí mañana por la tarde. – Me propone. – Les pediré a mis padres que me acerquen.

Jess: Como quieras. No espero que pongan ningún problema. – Le contesto.

West Roxbury se encuentra demasiado lejos de Medford como para que asegure con tanta tranquilidad que sus padres le acercarán mañana como si fuera lo más normal del mundo. Ya me sorprende que sea alumna del Medford High y que no le dé mayor relevancia a los trastornos que ello le ocasione. No sé si existe el ‘West Roxbury High’, el ‘Roxbury High’ o como se quiera denominar el que haya más próximo a su casa. La cuestión es que si mi situación fuera la como suya no me vendría tan lejos a estudiar, no le encontraría ningún sentido, salvo que de todas maneras sus padres hayan de venir por aquí a diario y no les suponga ningún trastorno. En tal caso, entiendo que debería ser toda la familia la que se trasladara, buscase otra casa por aquí cerca, incluso en el caso de que les guste aquel barrio o la casa donde viven ahora. Dudo mucho que le haya cogido a esa casa tanto aprecio como se supone que yo le he cogido al St. Clare porque espero que sea donde Daddy me venga a buscar. Por lo que me ha dado a entender, Yuly pertenece a una familia normal. Si tiene dinero para viajar todos los años, no será tan complicado que se planteen esa mudanza.

Yuly: ¡Ya verás cómo merece la pena!