Crisis económica en “Esperando a mi Daddy”

¿Qué acontecimientos reales ocurren en paralelo al desarrollo de la novela?

Ya con anterioridad he aludido a ello en este blog y a veces tengo la impresión de que la elección del lugar no hubiera podido ser más acertado.

El motivo y razón de esta novela hasta cierto punto también está basado sobre un hecho real en apariencia irrelevante, sin embargo, a mí me impactó y ello ha derivado en esta novela que de un modo u otro se ha ido montando como un puzzle donde las piezas han encajado sin que yo supiera muy bien cómo, pero que, sin pretenderlo, han formado parte de la vida de Jessica, lo que ha hecho que ésta tenga una vida un poco más real dentro de la línea espacio tiempo, de los acontecimientos acaecidos en Medford durante los años en que se centra la novela.

El comienzo fue un comentario, una pregunta un tanto desacertada sobre la identidad de una chica, donde se podía en duda si era o no hispana, debido a la diversidad de sus orígenes raciales. Ella asegurada ser hispana e identificarse con éstos porque su padre es de origen mexicano. Cuestión que a mí me llevo a plantearme una duda ¿Quién es su padre?, para la novela la interpretación sería ¿Quién es Daddy? Por supuesto la chica de verdad conoce a su padre y aquella inoportuna pregunta tan solo le provocó una pequeña frustración personal.

Al centrar la novela en Medford, según se desarrollan los acontecimientos, hay una constante alusión a la falta de medios económicos, al hecho de que por ejemplo la financiación del internado se consigue por medio de aportaciones desinteresadas y al hecho de que al cumplir los dieciséis años Jessica ha de empezar a trabajar para disponer de dinero para sus gastos y ahorrar para la universidad, dándose la circunstancia de que necesita de una ayuda extra, en principio desinteresada, pero condicionada a que se gradúe o tendrá que devolver hasta el último centavo.

Los problemas económicos empiezan cuando tiene un pequeño exceso de confianza o traspiés en los estudios que provoca que pierdas becas y aumente la dependencia de sus ahorros y mejor administración, con el aliciente de que ella ha hecho sus cálculos para cuatro años y se ve en la tesitura de cursar un quinto año, que no estará exento de dificultades.

En paralelo a la vida de Jessica está el hecho de que el arciprestazgo de Boston pasa por una difícil situación económica que le obliga a desprenderse de edificios vinculados a la universidad. El Catholic Center pasa a ser el Interfaith Center y la iglesia de Sacred Heart se clausurará para el culto.

En torno al cierre de Sacred Heart es donde se desarrolla la historia de los personajes secundarios, lo que se termina de descubrir a partir del capítulo 15. En principio, y por cómo se inicia la historia de éstos en el desarrollo de la novela, quien más se puede alegrar del cierre de la iglesia es Luz, reconocida anticatólica. A quien más perjudica es aquellos que se reconocen como católicos. Sin embargo, una vez que se conoce los últimos acontecimientos acaecidos en la iglesia meses antes de su clausura, cobra plena vigencia el desarrollo de la novela. 

11 de diciembre 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s