«¡Vaya sarta de mentiras!»

Ana: Sí, por escrito y en el idioma que quieras. – Me responde. – Sobre todo échale todo el entusiasmo que puedas, aunque lo que me cuentes no sea más que una sarta de mentiras, pero hazlo como si me tuvieras que convencer a mí de que la asignatura de Spanish es la mejor de todo el plan de estudios y te parecen pocas cinco horas del horario. Continúa leyendo «¡Vaya sarta de mentiras!»