I don’t give a damn, it it rains in Toledo

«Esperando a mi Daddy» curso 1995-96

En español sería: «Me importa un bledo que llueva en Toledo»

En cierto modo es esta película, «My fair Lady», esta escena, sobre la que me basé para escribir este capítulo de la novela. La actitud de Jessica frente al aprendizaje del idioma español, aunque le he querido dar un sentido un poco más cómico a la resolución del conflicto que se plantea.

El conflicto de Jessica frente al español viene referente a su anhelo por conocer a Daddy, por lo cual lo de «La lluvia en Sevilla es una pura maravilla» no encaja demasiado con el fondo de la novela y de la historia. Jessica es una chica un tanto rebelde y cabezota. Sobre todo tiene una buena amiga y se mantendrá en sus treces hasta el último momento.

Como ya quedaba constancia en capítulos anteriores. Jessica se ha resistido hasta lo indecible para acudir a clases de Spanish y los profesores del St. Francis School han sido muy complacientes con ella. Sin embargo, ha pasado al Medford High, ha superado la edad de permanecer en el St. Clare’s Home y la condición para quedarse hasta que llegue a la universidad es que asista a clase de Spanish en 9th Grade. Tiene que asistir a clase y aprobar, lo que durante el capítulo 3, los primeros meses del curso, ya deja constancia que no le resulta fácil. Le salva que cuenta con la complicidad y ayuda de Yuly, que en cuanto a esta asignatura es todo lo opuesto a ella, aunque en el fondo las dos reconocen que no son tan diferentes.

Jessica se ha empeñado en que Mr. Bacon, el profesor de Spanish, le tiene que aprobar, que por encima de todo valorará su esfuerzo, más que los resultados. Ella siempre lleva los ejercicios al día, con la única intención de que no le pregunte ni le obligue a participar en clase, lo que le supone una auténtica tortura y un motivo para que sus compañeros se burlen de ella. De tal manera que, llegado el momento, con la siempre ocurrente complicidad de Yuly, no desaprovecha la ocasión para tomarse venganza.

¿Al final aprobará? ¿Hará méritos suficientes para quedarse en el St. Clare’s? ¿O Ana cumplirá con su amenaza y la mandará a Matignon High, lejos que toda posibilidad de encontrarse con su anhelado Daddy?

O será cierto eso de que le importa un bledo que llueva en Toledo.

26. octubre 2014

2 comentarios en “I don’t give a damn, it it rains in Toledo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s