Poemas de 1992

¡QUÉ HERMOSA!
¡Qué bonita te visto hoy!
Como estrella en el cielo,
como flor en primavera,
Así era tú de hermosa,
como una bella mariposa,
que no se ha dejado cazar.
Tú eres mi enorme joya,
me deslumbraba tu brillar,
era todo un honor mirarte,
para no dejarte de mirar.
¡Qué bonita, mi amada!.
Ya se fue de ti la frialdad.
mirar caer esa mi lágrima.
y no dejar nunca de brillar.