Poemas de 1996

MI SAMARITANA
Lo que me salió de dentro,
cuando dentro no había nada
viví la pascua en sequedad
y en mi interior no sentí nada
y hasta la nada me fue robada
de mi interior sacaron agua
hicieron de mi desierto el mar.
Me sentí allí aquella samaritana
que agua al pozo se fue a buscar
y junto al pozo halló a un hombre
un río que nadie podría secar.

Dame de beber, mi samaritana,
que mi agua te ha de saciar,
en este pozo no está mi agua,
pero te ofrezco mi vida para amar.

Dame de beber, mi samaritana
deja que beba de tu sequedad,
porque amores tuviste cinco
y el que tienes no lo es en verdad.

Dame de beber, mi samaritana,
no vuelvas al pozo nunca más,
que el agua que Yo te ofrezco
es el agua viva de la eternidad.