¡Ni se te ocurra pasar de largo!

Lista de lo visitado hasta ahora: (ver lista en pagina aparte)

Introducción

Debería admitir que ya empiezo a echar de menos no ir por otros barrios de Toledo, que cualquiera puede pensar que por aquí no hay tanto que ver, que nos atrajo la idea de teatralizar la leyenda del Cristo de la Calavera, mientras superábamos un poco miedos y temores a perdernos por estas callejuelas y recovecos, pero es precisamente porque nos hemos perdido, porque ya no sabemos encontrar el camino de regreso a el Alcázar lo que nos retiene por aquí y mientras esperamos que alguien acuda a nuestro rescate, nos vamos topando a cada paso con los tesoros no tan conocidos o más olvidados de esta ciudad.

Mientras andábamos por la ronda del Valle o por la senda ecológica, íbamos a cielo abierto, pero por aquí nos sentimos atrapados y sin salida. Como lo que vamos buscando es una salida, miramos en cada puerta, en cada rincón, no vaya a ser que la ciudad nos tenga atrapados y aunque nos creemos perdidos puede que andemos por los alrededores de la catedral o que nos encontremos cerca del barrio judío, por eso de que la iglesia de San Lucas se encuentra en la zona cornisa ¿Quién sabe?

En la entrada anterior (Fue devastado por un incendio), nos adentramos un poco en el antiguo convento de Convento de San juan de la Penitencia, que en la actualidad es un edificio civil y dando vueltas por los alrededores nos topamos con Iglesia de los Santos Justo y Pastor de Toledo, de manera que, ya que estamos, si coindice con que la puerta está abierta, nos asomemos un momento.

Plaza de San Justo

Pues bien, como os he comentado hoy vamos a hablar de la Plaza o Plazuela de San Justo y las calles que confluyen allí. Esta plaza está situada en el antiguo barrio de San Justo y San Pastor que no ha variado mucho desde los primeros conocimientos que hay de él, gracias a documento que ya lo mencionaban en 1125 (documentos mozárabes) y 1150 en los archivos cardenalicios. Esta plaza esta situada entre la Cuesta de San Justo, la Calle Sixto Ramón Parro (antes llamada como Calle Tripería), el Callejón del Toro, el Callejón sin salida de San JustoCallejón Juan Guas y la Bajada de San Justo. En este barrio vivieron personajes tan ilustres como Lope de Vega, es más, en la iglesia que aquí se encuentra bautizó a su hijo Carlos Félix, o Narciso Tomé, creador del Transparente de la Catedral de Toledo. También quiero mencionar el enterramiento en la Iglesia de los Santos Justo y Pastor del arquitecto Juan Guas y su mujer, Juan Guas es el arquitecto de San Juan de los Reyes, obra cumbre del gótico isabelino.

Centrándonos en el barrio, en la plaza existe una fuente que data del año 1866. Esta plaza estuvo en parte cerrada y dedicada al cementerio parroquial. Y, por supuesto, en este barrio tenemos leyenda, apoyada en la imagen del Cristo de la Misericordia que se encontraba en la esquina donde se unía la Cuesta con la Plaza de San Justo, dando a la leyenda del «Cristo de las Cuchilladas». Cuenta la leyenda que un toledano de la familia Ayala pasaba diariamente por esta por esta imagen para cortejar a su amada, perteneciente a la familia Silva, enemiga de los Ayala. Varios componentes de los Silva atacaron al caballero enamorado para acabar con ese idilio, le atacan y arrinconan en la esquina bajo la imagen del Cristo, hiriendo al joven en el pecho. Éste se encomienda al cristo y en ese momento se apaga el farolillo que alumbraba la zona y abriéndose una grieta en la pared donde cae el herido caballero, cerrándose esa abertura y quedando dentro de la iglesia. Los contrincantes sin darse cuenta de este hecho siguieron dando espadazos hacia donde ellos pensaban que estaba su contrincante dejando en el muro las huellas de los mandobles que lanzaban.

Toledo contigo

Iglesia de los Santos Justo y Pastor de Toledo

La iglesia de los Santos Justo y Pastor fue fundada tras la toma de la ciudad de Toledo por el rey Alfonso VI de León y Castilla, sufriendo distintas transformaciones entre los siglos XIV y XVIII.

La iglesia de los Santos Justo y Pastor, popularmente conocida como de San Justo, se encuentra en la ciudad española de Toledo y fue fundada tras la toma de la ciudad por el rey Alfonso VI de León y Castilla, sufriendo distintas transformaciones entre los siglos xiv y xviii.​ Se trata de un templo religioso bajo la advocación de los santos niños Justo y Pastor.

Los santos Justo y Pastor, también conocidos como los Santos Niños, (Tielmes, Madrid, 297 y 295 – Alcalá de Henares, 304) fueron unos mártires hispanorromanos ejecutados en el 304 en Alcalá de Henares por orden del prefecto de la ciudad Publio Daciano (o Dacio),​ durante la persecución de Diocleciano. Justo y Pastor, que contaban con 7 y 9 años respectivamente, se negaron a abjurar del cristianismo.

Durante todo el siglo XIV fue sometida a importantes obras de reconstrucción; de estas obras se conserva la llamada capilla del Corpus Christi, adyacente a la capilla Mayor, que alberga uno de los conjuntos decorativos mudéjares más sobresalientes de la ciudad por la diversidad de manifestaciones artísticas que se emplearon en su embellecimiento: yeserías, artesonado y pinturas murales. Posee planta rectangular, cubierta de madera y rica decoración en azulejería. ​Los restos del ábside son de ladrillo con decoración de arquerías ciegas (arcosolios).

En los siglos XV y XVI le fueron añadidas a esta iglesia tres capillas con bóvedas de crucería, que se abren a la nave de la epístola.

Ya en el siglo XVII el templo va a ser objeto de una intervención arquitectónica más profunda, alterándose su nave central hasta perder su anterior carácter mudéjar.

Durante el siglo XVIII se completó la transformación del templo, fundamentalmente mediante el enlucido, con decoración pictórica de los alzados interiores, la ejecución de los cielos rasos de las naves laterales y las obras que afectaron al exterior.​

El acceso, único desde el exterior, queda planteado como torre-portada; la portada queda así dispuesta en la parte inferior de la torre del templo, sobresaliendo respecto de la planta general del mismo. Consta de un cuerpo, que comporta el acceso efectivo entre pilastras cajeadas y bajo un arco de medio punto, así como un ático con hornacina, dispuesto para albergar las esculturas de los santos titulares.

Imagen de Cristo atado a la columna
Policromado

La capilla del Corpus Christi

Adosada al ábside de la iglesia, se encuentra la capilla del Corpus Christi. Es un conjunto decorativo mudéjar destacado en la ciudad de Toledo. Conserva un artesonado de madera policromada, con un friso en el que se alternan representaciones de un jinete cristiano y otro musulmán. También cuenta con un importante conjunto de yeserías realizadas utilizando la técnica tradicional en la que se tallaba el yeso sobre una preparación de barro húmedo. En 2010 la capilla fue objeto de un trabajo de recuperación y conservación casi integral.

Vista de la torre de la catedral desde la plaza de San Justo

Leyenda de Gil de Gracia. Toledo.

Nadie como Gil Gracia había sabido en la iglesia de San Justo huronear las repletas faltriqueras, alabar no nacidas donosuras ajenas, y, sobre todo esto, hacerse pasar por sacristán benditísimo, decrépito por el cilicio y la abstinencia (que no por los vicios), extraño a toda avaricia, de corazón blando y servidor de,la iglesia, que jamás mostró en su juboncillo los restregones de la cera bruscamente rapada y escondida.

Para él, todas las devotas que ni un mal doblón le propinaban, eran frías en devoción y parcas en fe, así como eran santas,y benditas las menos cautas que llenábanle la faltriquera de doblas, cosa ésta que él pregonaba voz en grito para hacerse más adeptos, que así encontraba almas tan pobres que, por disponer de un favorable juicio de Gil Gracia, eran capaces de desprenderse de aquello que les dolía tanto como si les arrancasen pedazos de carne con tenazas ardientes.

Placíase el sacristán en esperar a la entrada del templo a las generosas, ayudándolas a descender de la litera si eran encopetadas y de rango, o a subir la escalinata del templo a las más pobres que no habían de lujos cortesanos; por el contrario, era cruel hasta la exageración, implacable en el odio, sañudo en el menosprecio y la venganza de aquellas otras mujeres que, más miserables o menos incautas, sabían disculparse de la ofrenda, bien seguras de que Dios lo tendría a buena cuenta.

(seguir leyendo en la pagina del enlace)

La leyenda de Gil Gracia – Leyendas de Toledo

Cultura Castilla La Mancha

Wikipedia Iglesia de San Justo y Pastor de Toledo

Wikipedia. Santos niños Justo y Pastor

Iglesia de los Santos Justo y Pastor (Toledo) | La comúnment… | Flickr

La leyenda de Gil Gracia – Leyendas de Toledo