Conversaciones de alcoba

Despierta, Wake up!!

Como estoy en proceso de traducción de la novela, “Esperando a mi Daddy” para que cada personaje hable en el idioma que le corresponde y con ello dar un poco más de coherencia social y cultural a la historia, tengo ocasión de releer y corregir lo escrito hasta ahora, comprobar que alguna que otra flor me puedo echar como escritor en ese inmenso esfuerzo de empatizar con los personajes, aunque no implica que en todos los casos haya una simpatía mutua ni correspondida, sobre todo porque  lo bueno que tiene esta novela, toda esta historia, es que hay muchos pasajes, muchos capítulos, es los que mi yo “como personaje” no es más que una idea en la distancia, alguien de quien se prescinde porque me encuentro lejos, lo que en sentido literario da una mayor libertad a los personajes para que sean ellos mismos y no se dejen condicionar por la presencia de un extraño.

Lo que estoy comprobando con ello, por sorprendente que resulte, es que soy capaz de contar una historia totalmente inventada, pero a la vez con sentido, que no se trata tan solo de rellenar hojas o páginas, hay una cierta calidad, al menos en el sentido que yo lo entiendo y como tal la historia resulta creíble. Defectos y cuestiones a mejorar hay muchas, quizás lo más llamativo un poco más de descripción del entorno, que no basta con decir “Sonó la radio y se despertó” ¿Cómo es la habitación? ¿Qué lleva puesto los personajes? ¿El pijama? Lo más que me he llegado a permitir ha sido aludir a que hacía frío en la calle y a dar un nombre un algo de voz  a quien habla en la radio “el amigo Johnny” y con quien tampoco se interactúa demasiado porque su esencia queda desvanecida en cuanto de apaga la radio. El amigo Johnny pone un poco de alegría a esos monótonos despertares, si es que no ha sucede nada que necesite destacarse de una manera especial, como que es un día de vacaciones, va a llover o se pretende dar una ubicación temporal e historia al momento.

La puerta abierta

  Friday, November 28, 2003   

07.30 AM. Bedroom

Photo by Pixabay on Pexels.com

Sharon: ¿Te sientes bien? – Me pregunta. – A parte de que tienes cara de recién levantada, pareces preocupada por algo.

Jess: Estoy bien. – Le respondo. – Sólo me siento algo cansada porque anoche nos acostamos tarde. – Le comento. – Aún no me he acostumbrado al cambio y cada día falta menos para que regresemos.

Sharon: Sólo estamos a viernes. – Me contesta. – Nos quedan dos días enteros de vacaciones.

Jess: Con Luz no podemos contar porque ella ha hecho sus planes. – Me lamento.

Sharon: No la necesitamos. – Me contesta animada. – Vayamos a despertar a Jack. – Sugiere. – Demos un paseo por la ciudad y verás cómo te animas. – Me propone. – ¡Te gustará más que Medford! – Asegura.

Jess: Prefiero que Jack no me vea en pijama. – Le contesto. – Para ti es el novio de tu hermana, pero para mí sigue siendo un amigo con el que no tengo tanta confianza ni la quiero.

Sharon: Te aseguro que no muerde. – Me dice. – Mejor mostrarse indiferentes no vaya a pensar que tenemos algún interés por él. – Me recomienda. – La primera vez que nos visitó yo también estuve algo recelosa al principio, pero pronto comprendí que era mejor no darle importancia. Él sabe que como haga alguna tontería mi padre le echa a patadas y cierra la puerta.

Jess: Jack es un chico por encima de todo. – Replico a su comentario. – Tiene suerte que tu padre le haya cogido aprecio.

Sharon: Mi hermana y yo somos unas renegadas. Si además se nos rechaza por nuestra vida sentimental, nuestro padre se queda solo en el mundo. – Me dice. – Lo ha tenido que aceptar con resignación. Como dice mi hermana, tiene la suerte de que su chico sea “Jack Catcher”, a cualquier otro le recibiría escopeta en mano.

Jess: Ya empiezo a entender su encanto. – Le confieso.

Sharon: A mí me parece un cretino insoportable. – Me dice con sinceridad. – Sin embargo, con el tiempo se le coge algo de aprecio y ya que es el novio de mi hermana a intento disimular. – Me confiesa. – Si no fuera el novio de mi hermana, no le haría caso.

Jess: Por lo que me has contado de tu relación con él, no creo que tengas tan mala opinión. – Le contesto.

Sharon: Es un creído. – Me dice. – Con eso de que su nombre o su presencia abre cualquier puerta y vence cualquier reticencia, todo el mundo está encantado con él. Además, es guapo, un niño rico y estudiante de Harvard. – Argumenta. – Demasiado perfecto para que sea cierto.

Jess: Es Jack Catcher. – Le contesto con ironía y complicidad. – Para algunas su defecto es que se enamoró de tu hermana y le es fiel.

Sharon: Su fidelidad está fuera de toda duda. – Me contesta convencida. – Pretendientes tiene hasta debajo de las piedras, pero él quiere a mi hermana más que a ninguna otra.

Jess: Y tú hermana le quiere a él. – Constato. – Después del incidente de septiembre no me cabe duda. – Le comento. – Suerte que no haya rivalidad entre vosotras, no creo que hubiera sido tan comprensiva contigo.

Sharon: Mi hermana sabe que a mí no me gustan ese tipo de chicos. – Me confiesa. – Los prefiero más sencillos, aunque con la fama que me he ganado en el campus, será difícil que alguno de esos se interese de verdad por mí.

Jess: Eres una de las chicas más populares. – Le digo con intención. – ¡Eso asusta a la mayoría!

Sharon: Sí, pero los chicos de la Comunidad me conocen como persona y no hay ninguno que se haya atrevido. – Me confiesa. – Hasta ahora no me he comido a nadie

Jess: ¿Qué me dices de Pete? – Le pregunto. – Ya sé que parece que se interesa por mí, pero mis planes son otros y no quisiera que se crease falsas ilusiones. – Le comento. – Tú le conociste antes.

Sharon: Pete me gusta bastante. – Me confiesa. – Sin embargo, si te soy sincera, Jack le da mil vueltas. – Reconoce. – Es deportista, toca la guitarra y no le falta simpatía, pero no tiene mucho más.

Jess: No sé, creo que tienes mucho en común con él. – Le comento. – Tú eres animadora y seguro que os encontráis con frecuencia.

Sharon: Sí, pero tampoco me hace tanto caso. – Me contesta. – De los chicos de la Comunidad es con el que tengo más trato, pero sólo somos amigos, de la pandilla. Es el mejor amigo de Jack y a veces es su sombra, ya me entiendes

Jess: También es amigo de tu hermana. – Constato. – Le ayudó mientras no pudo entrar en los comedores.

Sharon: Pete es amigo de todo el mundo, más de Jack que de otros. Si Jack le dice que se tire por un puente, le pregunta por cuál. – Me dice y echa por tierra mi argumento. – Además, como tú misma dices, este curso se ha fijado en ti.

Cuando nos queremos dar cuenta y préstamos atención a cuanto sucede a nuestro alrededor, donde se supone que se encuentra la puerta cerrada, nos encontramos la presencia y la cara sonriente de Jack, quien no oculta su orgullo porque nos escucha hablar de él y a diferencia de lo que tal vez se espere, porque en una conversación privada entre chicas sería lo lógico, nuestros comentarios le son demasiado favorables, como si hubiéramos sido conscientes de que nos escuchaba y hablásemos para guardar las apariencias, la verdad es que no sabíamos que nos escuchaba, que ha abierto la puerta sin que ninguna de las dos se percatase de ello y su silencio ha permitido que pase desapercibido para las dos. Sólo él sabe cuánto tiempo lleva escuchando y lo que ha oído. Es decir, si nos hubiera encontrado a medio vestir no tendríamos menos motivos para morirnos de la vergüenza y sentir que nos ha robado nuestra intimidad. Si en vez de quedarse en la puerta, hubiera saltado sobre la cama no nos sentiríamos menos humilladas ni maltratadas. Ahora ya sabe que cualquier comentario negativo que le hagamos será una pura mentira, dado que ha oído lo que opinamos de él. Aunque no ha sido nuestro propósito, le hemos alegrado el día y no ha hecho falta que nos esforzáramos, ha bastado con una conversación privada que él no debería haber escuchado.

Jack: Buenos días. – Nos dice para que sepamos de su presencia. – Luz me ha dicho que os ofrezca mi compañía, si pensáis ir a alguna parte esta mañana. – Nos comunica con normalidad.

01. junio 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s