¡Ves preparando la mochila!

La publicación del próximo capitulo de “Silencio en tus labios” Está programada para el próximo domingo 30 de mayo, a las 19:23. Puede que alguno piense que lo aplazo demasiado, que, si ya lo he subido a la web, debería permitir que lo leáis, que lleváis mucho tiempo esperando, que no hago más que hablar de ello y no parece que ese momento vaya a llegar nunca, pero lo aplazo tan solo hasta el domingo, no por nada especial, sino para generar un poco de interés y, hasta cierto punto, daros la ocasión de que empaticéis con los personajes, porque Ana sabe de ese encuentro con Manuel, está planificando lo que van a ser esos cuatro días, sin estar muy segura de si al final vencerá el amor o se les abrirán los ojos y se darán cuenta de que tal vez su historia no tenga sentido. Por su parte, Manuel se ha dejado convencer por los amigos para acudir a la Pascua. No tiene muy claro con quien se va a encontrar, tan solo que esto rompe con la costumbre de lo que han sido sus últimos años y lleva esa incertidumbre.

La mochila de Ana

Aunque ya os he hablado del pensar de Ana para esos cuatro días (100% ella) he publicado parte de su diario preferente a los días previos, como parte de la novela Ana, silencio en tus labios 1 (13) en este comienzo del nuevo capitulo se muestra mucho más discreta. Como ya he comentado en el blog, todo lo que ella cuenta en principio, era tan solo un diario personal que poco a poco amplié para convertirlo en los cuatro capítulos que ahora componen esta parte de la novela, la vivencia de la Pascua, por lo cual lo que destaca en ella es su discreción, Mejor que Manuel no se entere demasiado lo que pasa por su cabeza ni por su corazón, porque tal vez la situación se complique más de lo que a ella le gustaría. Cuatro días de 24 horas dan para mucho. Si su versión, sobre el papel, hasta ahora ha ocupado unas 66 páginas, en cuatro días se puede llegar a escribir otro tanto, de modo que la novela empieza a adquirir un poco más de fuerza un de sentido .

De manera que recurriendo a las palabras de ésta, a esa conversación con las amigas mientras comparte con estas las últimas confidencias, me remito a sus palabras para que afrontéis la lectura de estos próximos capítulo con la suficiente contención y moderación. La complicidad de las amigas va a suponer una pieza fundamental en los acontecimientos, por eso Ana se apoya en éstas, consciente de que se pueden dejar llevar por los nervios, por la tensión del momento, dejar escapar una sonrisa de más en el momento menos indicado porque Ana, su amiga Ana, tiene un secreto que no quiere desvelar, sin más. Van a vivir la Pascua y lo demás es por añadidura. En mi caso como autor de la novela, me tomo la libertad de hacer que “lo demás” tenga toda la relevancia. Por lo cual en la versión de Ana es ésta quién decide cuándo y cómo, hasta que la situación se le vaya un poco de las manos, pero no seré yo quien os adelante nada al respecto

No entré en demasiados detalles al respecto, pero les pedí apoyo, complicidad y discreción al respecto. Iban a ser cuatro días muy intensos y me preocupaba que cualquiera de las tres adoptase una actitud equivocada. Confiaba en que se comportasen como las buenas amigas que eran y estuvieran a la altura de la situación, que no pasara nada que alterase la tranquilidad pretendida.

Ana. Miércoles 16 de abril 2003

La mochila de Manuel

¿Qué lleva Manuel en la mochila? Su parte de la novela hasta ahora tan solo ha ocupado 50 páginas sobre papel, quien pretendía ser el protagonista, el centro de toda la historia al final se ha dado cuenta que ante la personalidad de Ana él deja de brillar. La vida de ésta parece mucho más intensa y en las próximas 55 páginas en papel, cuatro capítulos, se va a dar cuenta de cuánto, dado ambos acuden a la pascua con lo que son, con lo que cada cual lleva en el corazón, con su cruz. se va a reencontrar con ésta, casi sin esperarlo, lo que no implica que no lo desee, que no piense que pueda pasar, sobre todo después de su anterior encuentro, sábado, 15 de febrero. Han pasado dos meses que, como se pueden entender, no le han dejado indiferente. tuvo ocasión de hablar con Ana, aunque ésta le dejase las cosas bien claras, pero también se despidieron de una manera diferente, esa vez hubo una mayor complicidad entre los dos, una evidencia de que tal vez lo suyo pudiera tener sentido futuro. ¿Lo tiene o son impresiones suyas, las subjetividades de siempre?

A Manuel le llevan hasta allí unos amigos y como detalle curioso os he de adelantar que al igual que le ocurre a Ana, también comparte confidencias. En cierto modo, puede decirse que los amigos no van tan a ciegas como él, pero sobre todo intentan resaltar y quizá reiterarle lo que Ana tuvo a bien decirle, que es mejor que no se obsesione con nadie, que el amor llegara, si tiene que llegar, que ellos son pareja pero tampoco es que sus inicios hayan sido un camino de rosas desde el primer día. Tan solo hay que tener paciencia, que van a vivir la Pascua con plena confianza y sobre todo se alegran de que él les acompañe, que sea una ocasión para compartir esos días con gente de otra ciudad con las mismas inquietudes.

Como es lógico, y no os adelanto nada al mencionarlo, ese reencuentro entre Ana y Manuel va a ser inevitable y desde el primer momento. Vosotros sabéis que Ana la espera y de algún modo, ella necesita que éste sea consciente de su presencia. De modo que se va a encontrar con Ana, no con la chica enamorada que se desvive por él, como quizás le ilusionaría que se mostrase. Se trata de Ana y no va consentirle que se dedique a hacer el tonto ni por su culpa ni por su causa. Pero como entiendo que a estas alturas de la novela, ya sabéis de la personalidad de Ana, tendréis ocasión de descubrir que, si han confiado en ella es porque se trata de una chica seria y responsable, pero a su manera, también tiene su corazoncito y, sobre todo, mucha paciencia y unas ganas de reírse de éste que el pobre no sabrá por donde le vienen los golpes.

Aunque la tuviera, la frialdad del trato de Ana conmigo no tenía doble interpretación,

Manuel. miércoles 16 de abril 2003

Este domingo 30 de mayo a las 19:23 tenemos una cita Ya os iré informando de lo que hay que meter en la mochila, por si alguno “se queda a dormir”. El despertar del día siguiente, del capitulo siguiente, aún no tiene fecha de publicación, pero insisto en que la novela ya está escrita.

2021-05-30T19:23:00

  días

  horas  minutos  segundos

hasta

Próxima publicación novela

2 comentarios en “¡Ves preparando la mochila!

  1. (Hola y buenas tardes o buenas noches,)

    Desde que le sigo, (que son apenas unos días) vi este apartado pero mi “”excusa perfecta” es que no tuve tiempo. No lo prometo porque soy malísimo en cumplir pronesas, pero haré lo posible en dar una vuelta a ver que hay. Mi curiosidad me esta poniendo a prueba, así que el domingo por la tarde estaré pendiente y le echaré un vistacito.https://bit.ly/3hZGSlf

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s