Esperando a mi Daddy (4)

09:19.59 AM. Dining room

Ana: (En la puerta) Y… tiempo. – Nos dice. – Dejad los lapiceros sobre la mesa porque se ha terminado la parte de lectura crítica. Se acabaron las cuestiones de vocabulario, frases y preguntas sobre la comprensión del texto. – Nos indica. – En cinco minutos empezaremos con las matemáticas.

Jess: Necesito ir al baño. – Le digo. – Deja que el descanso esta vez sea un poco más largo. – Le ruego porque no quiero verme demasiado apurada esta vez.

Ana: Cinco minutos, que Yuly se tiene que marchar y no queremos que sus padres se impacienten. – Me responde. – Debéis tomároslo en serio, como si de verdad fuera el examen del SAT.

Jess: Bueno, pues empezaré la siguiente prueba un poco más tarde. – Le aviso. – Empezad sin mí.

Ana: Corre y no te entretengas ahora. – Me indica.

Yuly: Yo también lo necesito. – Interviene.

Ana: Vale, una que suba y la otra que vaya al de esta planta, pero daros prisa porque el reloj no se detiene. – Nos advierte.

No nos puede impedir que vayamos al servicio porque no estamos castigadas y esto se convertiría en una tortura mayor. En tal caso, casi prefiero que me suspenda porque dudo mucho que fuese capaz de quedarme quieta y relajada, toda mi atención estaría en lo que no es el examen y lo cierto es que todo me daría igual. Tengo la certeza de que no sería capaz de responder de manera correcta a ninguna de las cuestiones. Ahora viene la prueba de Matemáticas, de calentarse la cabeza con números, ecuaciones, formulas y operaciones de todo tipo, de manera que hay que conviene concentrarse en los detalles y hacer un buen uso de la calculadora, ya que un número mal introducido o un signo mal puesto lleva a un resultado erróneo y por lo tanto a fallar en la respuesta, tanto en las que sean de tipo test como en las que se espera que escriba el resultado, que quizá sean las más complicadas porque resulta más fácil confundirse. Las preguntas de tipo test casi se responden al azar y en caso de duda muchas veces se marca el resultado que más se aproxime al obtenido, por si hubiera suerte y tan solo hubiera un pequeño fallo en los cálculos.

St. Clare. SAT
 Algebra
 Number and operations                                 0.25            9.30-9.55
 20 preguntas tipo test      

St. Clare. SAT
 Algebra, geometry, functions                        0.25            10:00-10:25
 8 preguntas de opción múltiple
10 preguntas en red

              

St. Clare. SAT
 Statistics, probability, and data analysis      0.20            10:30-10:55
 16 preguntas tipo test           

10:54.59 AM. Dining room

Ana: (En la puerta) Y… tiempo. – No dice. – Soltad los lapiceros y no hagáis trampas porque sois dos y os veo. – Nos avisa. – Mientras vosotras hacíais cálculos, me he dedicado a corregir los exámenes de lectura crítica y ya tengo las puntuaciones, por si las querréis y ello os anima.

Yuly: A mí sí me gustaría. – Le responde. – Ha sido un examen un poco raro con esa mezcla de idiomas.

Ana: Reconozco que cuando lo preparé no pensé en que tendríamos compañía, de manera que te he puntuado con objetividad y tenido en cuenta dificultad añadida.

Jess: Yo me he sentido un poco ridícula. – Comento. – Ha sido la primera vez que me he enfrentado a un examen bilingüe y en la parte del español me he sentido bastante perdida.

Ana: Esta última parte será mucho más impersonal, lo prometo. – Nos indica. – Si estáis dispuestas, empezamos con ello. En hora y media os lo quitáis de encima.

Yuly: ¿Me dices el resultado de la parte de lectura? – Le pregunta ya que ha cambiado de tema.

Ana: Si no lo he calculado mal y con las observaciones que te he dicho sobre la dificultad añadida, tienes una puntuación de 1756. – Le responde.

Yuly: Bastante alta, aunque me esperaba algo más. – Le contesta y confiesa.

Ana: Has tenido fallos demasiado graves y ello te ha restado puntos.

Yuly: Sí, es posible. – Reconoce.

Ana: Jessica tú has obtenido 492, que tampoco está mal para ser la primera vez. – Me dice para que me anime.

Jess: Sí, bueno. – Le digo sin mucho entusiasmo. – Ya te he dicho que no me he enterado del texto porque estaba en español.

Ana: Sí ya estáis más relajadas y ninguna necesita ir al baño, empecemos con la última parte y, como hasta ahora, tras cada sección tendréis cinco minutos para relajarse.

St. Clare. SAT
Drafting the Essay 0.25 11:00- 11:25
Time Limit: 25
Información: El ensayo te da la oportunidad de demostrar la eficacia con la que puedes desarrollar y expresar tus ideas. Ten cuidado de desarrollar su punto de vista, presentar sus ideas con claridad y lógica, y utilizar el lenguaje con precisión.

POR NO ESCRIBIR SOBRE EL TEMA RECIBIRÁ UNA PUNTUACIÓN DE CERO.

TEMA: Tener una buena amiga

Preferiría que el tema del ensayo fuese algo relacionado con Daddy, aunque nada referente a Toledo, España ni mis intenciones con respecto la asignatura de Spanish para este curso. Sin embargo, Ana ha escogido un tema que resulta igual de controvertido para mí y el hecho de que Yuly esté aquí, que sea un asunto puesto con toda intención, lo convierte en algo mucho más comprometido, recalca el hecho y el compromiso de comienzo de curso de que me esforzaría en hacer amistad con alguna compañera de clase, lo que gracias a la iniciativa e interés de Yuly he cumplido, aunque tal vez no cumpla con todas las expectativas que me había creado al respecto y ello haga que nuestra amistad sea un poco más complicada de lo que en un principio me hubiera gustado. No es una chica con la que pueda quedar por las tardes para dar un paseo por el parque o para estudiar. A pesar de que en el mes que llevamos de clase ya es la segunda vez que ella ha venido de visita, que ha convencido a sus padres para que la trajeran, frente a la evidencia de que aún no me he planteado ir a su casa ni ha surgido la ocasión, lo que descarto por el momento porque West Roxbury se encuentra muy lejos y me parece un poco complicado que me lleven y me traigan en el día, No considero que ello me compense. 

Aún no tengo claro eso de que seamos buenas amigas, de momento tan solo compañeras de clase porque tenemos personalidades e intereses distintos que en ocasiones se contraponen como el hecho de que ella es una chica bastante introvertida mientras que yo soy retraída. Nuestro grado de inteligencia, si se define como tal también contrasta, ella es la lista y yo la torpe. Ella se defiende sola de las burlas de los demás y yo me aguanto hasta que se cansan y me olvidan. Ella es hija única y vive con sus padres, quienes se desviven por ella; a mí me abandonaron al nacer y no tengo trato con ninguno de los dos.

La lista de las diferencias entre nosotras sería interminable pero el ensayo debe ser una redacción corta y el espacio que hay en el folio no da para mucho más.

La conclusión es que de momento Yuly y yo nos entendemos, nos hemos hecho cómplice la una de la otra con un mismo enemigo común. La asignatura de Spanish. Para ella porque en un nivel demasiado bajo y se aburre, pero prefiere que su exceso de conocimiento no sea motivo para que le suspendan, mientras que por mi parte me veo superada y soy consciente de que necesito un poco de ayuda. También compartimos el problema con los demás compañeros de clase, porque Yuly se siente fuera de lugar y discriminada por no ser de Medford, aparte de ser la más viajera. A mí se me margina por el hecho de que no he movido de aquí en toda mi vida, salvo para ir a Carson Beach y por el viaje de este verano.
St. Clare. SAT
 Writing                                                      0.25       11:30-11:55
Las preguntas de mejora oración
 Opción múltiple

Otro texto, pero esta vez se trata de analizarlo y no tanto de cuestiones de vocabulario, sino de comprenderlo, en cierto modo de reescribirlo porque todas las preguntas harán referencia al texto y habrá que localizar los posibles errores o mejoras que se le puedan hacer. Esta vez sin sorpresas porque como Ana ha reconocido, cuando empezó a diseñar el examen no tuvo en cuenta la participación de Yuly y se lo planteo más como una ocasión para que ello me sirviera como un ejercicio de Spanish de cara al examen de clase, aunque supongo que los de Mr. Bacon serán de otra manera y más al nivel de lo que se haya dado hasta ese momento. Ana ha improvisado bastante y es evidente que ella no es profesora, aunque sea educadora y se haya especializado en la atención a niños con problemas, como es mi caso y hay otros porque en cierto modo son esas complicaciones añadidas las que provocan que los padres se hayan desentendido de nosotras, incluso que por la ausencia de éstos haya quien no lo haya asimilado de manera correcta y necesite de un tiempo de adaptación para superar esa pérdida. A mí me abandonaron al nacer y mis orígenes no están claros.

Más que mejorar frases, mejoraría mi vida en muchos sentidos, que es lo que de algún modo Ana lleva intentando desde su llegada, desde que tiene el puesto de tutora y lo ha asumido como parte de su responsabilidad. Es posible que en un primer momento su intervención conmigo tuviera múltiples opciones, pero al igual que sucede con la respuesta de los exámenes, soy una chica un tanto cabezota y no hay quien me haga cambiar de idea. De manera que o se sigue mi ritmo o no se consigue nada. Tampoco es que Ana haya adaptado sus planteamientos a mis caprichos, más bien ha intentado reconducir mi conducta de manera que fuese yo quien poco a poco me aclarase las ideas, me distanciara de los chicos del parque y empezase a comportarme más como la chica que soy y no tanto como la que no quiero ser porque echo de menos a Daddy y vivir en esa mentira hace que no piense en mis penas. La mejora de Ana es que ahora soy un poco más yo misma, aunque me temo que no me terminan de gustar del todo mis circunstancias porque soy víctima de las burlas de los demás y a diferencia de Jodie, Brittany y quienes me han precedido, aún sigo aquí

St. Clare. SAT  
Writing                                       0.20       12:00-12:20  
Identificación de errores 
 Opción múltiple  

Errores en mi vida y conmigo se han cometido muchos, el primero mi madre o quienes fueran responsables de mi abandono. Es posible que haya quien piense que el primer error fuera que mi madre se quedara embarazada o que, a pesar de todos los problemas que ello le fuera ocasionar, se me permitiera nacer. Sobre ese aspecto de mi vida, como diría Ana, le tengo que estar agradecida siempre. Al menos me han dado una oportunidad, demostró tener conciencia y corazón, porque además me dejaron una pista para que localizase a Daddy, para que encontrase mis orígenes. La cuestión es que a lo largo de mi vida conmigo se han cometido múltiples errores, al igual que es probable que donde yo piense que se confundieron en realidad acertaron, a pesar de que no lo valore con la suficiente objetividad ni buena intención como le pusieron. Tal vez el hecho de que hasta ahora no haya sabido nada de Daddy sea un acierto.

12:19:59 PM. Dining room

Ana: (En la puerta) Y… tiempo. – Nos dice. – Soltad los lapiceros y no hagáis trampas porque sois dos y os veo. – Nos avisa. – ¡Se terminó por hoy! – Nos anuncia. – Podéis sentiros orgullosas porque, por lo que he corregido hasta ahora, los resultados son incluso mejores de lo que me esperaba. – Nos dice para que nos animemos. – Ha sido una tortura, pero las dos estáis en condiciones de aprobar este curso, aunque Jessica se habrá de aplicar un poco más con la asignatura de Spanish.

Jess: ¿En serio que ya hemos terminado? – Le pregunto un tanto contrariada, pero, por otro lado, aliviada.

Ana: Sí, ya se ha terminado. – Me confirma. – En los próximos días centraros más en los exámenes de clase y demostradles a los profesores de lo que sois capaces, porque yo me siento orgullosa de las dos.

Yuly: ¿Qué hacemos hasta que vengan a por mí? – Pregunta contrariada.

Ana: Si no queréis ayudar a poner la mesa para comer, subíos a la habitación o salid al porche a que os dé el aire. – Nos propone. – Cuando lleguen tus padres, os aviso.

Jess: Nos subiremos al dormitorio y así estaremos más tranquilas. – Le contesto. 

Preferimos no insistir demasiado en que nos dé el resultado de las pruebas, en caso de que las haya corregido, porque más o menos, con las primeras valoraciones nos hacemos una ligera idea del resultado y de las lógicas diferencias entre Yuly y yo. Sin embargo, no considero que ello sea motivo para que nuestra amistad se resienta porque yo me sienta humillada. Somos compañeras de clase desde hace un mes y ya empezamos a considerar que nuestra complicidad va más allá de los muros del Medford High o de la asignatura de Spanish. Sobre ello creo que las dos estamos de acuerdo y el hecho de que Yuly se haya presentado aquí esta mañana es la mejor prueba de ello, a pesar de los desplantes que yo le he hecho cuando me ha sugerido que sea yo quien vaya a su casa o vayamos juntas al zoo. Sin embargo, entiende que las circunstancias son distintas y que, aparte de mis reparos, tengo el inconveniente de que ni Ana ni Monica pueden ejercer de chóferes conmigo a mi capricho. La única alternativa sería que me aprovechase de la buena predisposición de los padres de Yuly, pero ello sería como un acogimiento, que no acepto de ningún modo y, en cualquier caso, yo no me muevo de aquí mientras Daddy no venga a buscarme.

12:30 PM. Bedroom

En cuanto entramos en mi dormitorio Yuly se va directa a por su mochila, pero intuyo que no es porque le preocupe que las niñas hayan entrado aquí mientras hacíamos el examen, porque la verdad es que el pasillo tampoco inspira demasiada confianza, aunque para mí ya no inspire tanto temor como a principio después de todo el tiempo en que éste se ha convertido en mi dormitorio, aunque reconozco que de pequeña me causa cierto reparo, sobre todo por el hecho de que aquí estaba el trastero y era donde se aislaba a aquellas chicas que por causa de alguna enfermedad no se podían juntar con el resto. En mi caso es para que disfrute de mayor tranquilidad u más ahora que soy la mayor y en cierto modo estoy al margen de la vida en el internado, aunque se supone que se me pude pedir alguna tarea como si fuera una de las voluntarias que de vez en cuando vienen.

Lo que veo que saca de la mochila me deja un tanto contrariada, aunque intuyo sus motivaciones, porque esta es la segunda vez que nos vemos fuera del Medford High y ya me ha comentado en alguna ocasión su interés por que le devuelva la visita o aprovechemos los fines de semana para hacer planes, sin que por mi parte haya recibido la respuesta que le gustaría, de modo que esta mañana se ha venido algo más preparada para convencerme y avisar esa curiosidad reprimida que tanto me caracteriza, que frente a la idea de que yo no tenga mejores sugerencias que someternos a improvisadas pruebas de SAT, sus sugerencias son mucho más lúdicas, que implican que yo haya de estar dispuesta a moverme de aquí y cambiar de manera radical mis costumbres. De todos modos, como ya va siendo consciente de mis manías tampoco creo que se haya hecho muchas ilusiones con respecto a que esta vez me vaya a convencer. A mí lo único que me inquieta es que mis reiteradas negativas acaben por afectar de manera negativa a nuestra amistad, pero el caso es que no depende tan solo de mí, si no de la autorización por parte del internado y del compromiso de sus padres, quienes no estoy tan segura de que se muestren tan dispuestos dado mi recelo a ese tipo de acogimientos.

Sin dudarlo un momento y con el entusiasmo que me ha demostrado siempre que ha aludido a ello, me muestra los folletos del zoo de Boston, del Franklin Park Zoo, que entiendo ha debido recoger en su última visita, porque me creo eso de que ella suele ir con relativa frecuencia porque es algo que le encanta y repite en cuanto le surge la ocasión con el beneplácito de sus padres. Diría casi que siente el mismo interés que yo por acercarme a Carson Beach, pero con la particularidad de que ella no va tan solo a tomar el sol ni a calmar su añoranza por un encuentro imposible. A ella le gustan los animales, la oportunidad de conocer los de todo el mundo porque los tiene casi en la puerta de su casa, mientras que yo siento que Daddy se encuentra demasiado lejos e incluso que ignora mi existencia, aunque para ser justa, no me importaría que le tuvieran enjaulado cerca de aquí para poder ir a verle siempre que me apeteciera o me dieran permiso. Entiendo que Yuly tendrá que pagar la entrada cada vez que acude al zoo, que no le permiten que cruce la puerta sin más.

Yuly: El próximo lunes es fiesta. – Me dice animada. – Desde mi casa son 5,5 millas y desde aquí son 12 millas, pero mis padres pueden venir a recogerte, si no te pueden acercar. 

Jess: Te lo agradezco, pero prefiero quedarme aquí. – Le respondo. – Tengo mis manías. – Añado para que no piense que es por ella.

Yuly: De todas maneras, piénsatelo. – Me propone animada. – Si alguna vez te animas, no creo que haya problema en que vengamos a recogerte y vayamos juntas. – Añade. – Terminada la visita te traemos de vuelta.  

Jess: Bueno. No sé. – Le digo un tanto cohibida. – Si acaso me lo pienso y ya veremos. – Le indico sin querer comprometerme a nada.

Asumo que no es muy justo que ella se apunte a mis planes, cuando no es algo que a mí me entusiasme y, sin embargo, yo me muestre reacia a algo que a ella disfruta. Yo, como siempre, me busco excusas y objeciones para no moverme del internado y a ella le han sobrado argumentos para convencer a sus padres. En este caso entiendo que soy yo quien no me comporto como una buena amiga, que esta relación no está equilibrada por mi parte. Sin embargo, ella ha de entender que nuestras circunstancias personales y familiares son diferentes. Para mí no es tan simple eso de hacer planes con nadie, aunque ya presupongo que Ana ha debido hacer alguna que otra gestión en ese sentido, por eso de que Yuly ya está fichada como mi contacto y se ha informado a sus padres de mi situación, sin que estos hayan demostrado interés ni intención por ser familia de acogida, porque Ana ya conoce mi postura de antemano. Aún no estoy preparada para mejorar mi vida social ene se sentido porque todo mi empeño está centrado en que Daddy venga a por mí. De manera que sería como si renunciara a todas mis convicciones, si de pronto aceptase la posibilidad de tener una familia de acogida.

Asumo que para Yuly eso de pasar un día sin sus padres, fuera de su casa, no debe suponer ninguna novedad, Pero yo tan solo me he escapado al parque sin permiso y regresado antes de que me llegasen a echar en falta. Aunque en alguna ocasión me entretuviera más de lo pretendido y otras, por causa de la actitud de los chicos, me viera obligada a regresar antes de lo que me hubiera gustado. Es decir, que no sé cómo sería el plan, si aceptase la invitación de Yuly. Sobre todo, porque cuando he tenido la oportunidad de ir con el colegio me he negado en redondo y mis visitas a Carson Beach siempre han sido en compañía de Ana. Que aceptase la invitación de Yuly lo más seguro es que implicase que tuviera que ir sola. Lo cual he de admitir que me aterra un poquito. De todas maneras, ya estoy yendo a clase todos los días por mi cuenta y aún no me he muerto del susto ni negado a subir al bus, a pesar de que por causa de la actitud de ciertos chicos me lo haya llegado a plantear. Es muy posible que en mi primer día de clase más de uno se esperase que mostrara mucha más resistencia, como siempre que han intentado sacarme del internado y al final he conseguido que desistieran. Además, la primera clase era de Spanish. Razón de más para que al menos hubiera intentado perder esa primera hora con cualquier excusa o rabieta de las mías. Sin embargo, me lo plantee con cierta tranquilidad y fui. Ya había estado el día de la presentación, aunque entonces me hubiera llevado y recogido Ana. El planteamiento con respecto a la invitación de Yuly tal vez debiera ser el mismo. Sin embargo, no quiero que ella se ilusione en vano con esa posibilidad. Podría argumentar que a mí no se me ha perdido nada en el zoo, pero tampoco quiero pensar que por el hecho de no ir lo que pierda es la amista de Yuly porque ésta no pueda contar conmigo. Sin embargo, ya sabe de mis circunstancias y que no es una decisión que se pueda tomar tan a la ligera, por mucho que ella me quiera dar todo tipo de facilidades

Yuly: ¿Qué tenías pensado para el fin de semana? – Me pregunta. – Yo mañana iré a casa de mis abuelos. – Me comenta

Jess: Supongo que lo de siempre. – Le respondo. – Este fin de semana se ha quedado Ana, de manera que no creo que me aburra.

Yuly: Como me diría mi madre, cuando te aburras aprovecha para estudiar. – Me dice con intención. – Por eso procuro estar entretenida. – Me confiesa con complicidad.

Jess: Entonces ¿Cuándo estudias? – Le pregunto un tanto contrariada y sorprendida. – Si yo tuviera el ritmo de vida que tú llevas, me faltaría tiempo para todo. – Le confieso.

Yuly: Es cuestión de organizarse y motivarse. – Me respondo con tranquilidad. – Aunque no lo creas, siempre encuentro tiempo y lo aprovecho al máximo.

Jess: Como dice Ana, yo pierdo mucho tiempo mirándome el ombligo y poco centrada en los libros. – Replico con complicidad y cierta culpa. – Antes, al menos tenía la excusa de que me escapaba al parque o lo compensaba las horas en que no iba a clase de Spanish. – Le comento.

Yuly: A mí me resulta fácil centrarme. – Me confiesa en confidencia. – Supongo que tú tienes una técnica de estudio un tanto peculiar.

Jess: Sí, supongo que eso también me influye. – Admito con complicidad.

Monday, October 9,1995           Columbus Day (No class)

Thursday, October 12,1995       Distribution of Progress Reports

Monday, October 16,1995         Early Release Day, MS/ HS

Tuesday, October 24,1995        Deadline for Quarterly Failing Warning

Sunday, October 29,1995          Daylight Saving Time starts

Monday, November 6,1995       Quart Exam 1&2

Tuesday, November 7,1995      Quart Exam 3&4