Quien no hable español

Esperando a mi Daddy

(Reeditado y corregido)

Diario: 

Reflexiones de Jessica

Criterios de evaluación

Así, tal cual, salimos del aula del Foreign Language Club con intención de asistir a clase de Spanish, al llegar al aula, en la puerta nos tomamos a Mr. Bacon que nos bloquea la entrada. Esta vez no deja que nadie se le adelante y, en consecuencia, si los chicos pretendían aprovechar estos minutos previos para burlarse de mí con la dichosa cancioncita, se encuentran con la presencia y seriedad de Mr. Bacon.

Mr. Bacon. Fotomontaje

Mr. Bacon: [Habla en español] Quien no hable español, hoy no entra en clase. – Nos dice con gesto serio y determinación

Yuly: [Habla en español] ¿Lo dices en serio? – Le pregunta con incredulidad y sin molestarse en traducir.

Mr. Bacon: [Habla en español] Completamente en serio. – Le responde con convicción. – Ya he me leído las redacciones que me habéis entregado y me parece que hay sitios mejores donde perder el tiempo que con esta signatura.

Ayer les recriminó que los escuchaba desde el pasillo y ahora, que no deja a nadie entrar en el aula, que éstos podrían hacer gala de sus aptitudes musicales a la vista de todo el mundo, se quedan callados. Ni levantan los ojos del suelo, no vaya a ser que alguien les reconozca y señale por su mal comportamiento.

¡Hoy los chicos no están tan gallitos! ¡A ver quién es el guapo que se atreve a alzar la voz, a mirar mal a alguna de las chicas! ¡Ni siquiera bien!

Mr. Bacon no dejándonos entrar en clase

Sin embargo, la postura de Mr. Bacon no es a consecuencia del comportamiento de los chicos, aunque no está de más que éstos se lleven un susto, un escarmiento, dado que nadie les ha mandado aún al despacho del director ni les a vetado la entrada al high school por idiotas.

Mr. Bacon ya se ha leído las redacciones sobre las motivaciones de la mitad de clase y no parece que hay nadie que se merezca esa ‘A+’ para el resto del curso ni para los próximos cinco minutos. Sino, más bien, que se haga efectiva la amenaza de suspendernos a todos y evitarse el quebradero de cabeza de tener que aguantarnos durante los próximos ocho meses, porque no le va a merecer la pena.

Aunque también es muy posible que esta postura se deba a la redacción de Yuly, a que ésta se haya pasado de lista y, en vez de hacer que sea ella quien pague las consecuencias, la responsabilidad o la culpa se comparte entre todos, yo incluida. Si no vale la pena molestarse en acudir a clase de Spanish, mejor que no perdamos el tiempo.

Ayer la clase terminó con la constatación de que tengo una buena pronunciación mientras leo. Que, quien se suponía bajaba el nivel medio de la clase, de pronto le ha tomado ventaja a la mayoría, aunque ello sea más fruto de un espejismo momentáneo.

En cierto modo, yo confiaba en que la consecuencia de estas nuevas y buenas impresiones ayudasen a mejorar la impresión que éste sea creado de mí, aunque las primeras sean del todo acertadas y ajustadas a la realidad.

Confiaba en que hoy terminásemos o, más bien, empezásemos el dictado que dejamos pendientes. Sin embargo, no parece que Mr. Bacon vaya a dejar que le deleite de nuevo con el sonido de mi voz, por una vez que me escucha hablar en clase y en español.

En vez de eso, nos pone a todos de patitas en la calle. Quien no quiera entrar en clase, quien no quiera aprovechar el tiempo, va a tener cinco horas libres dentro de la semana escolar, para irse a la biblioteca, a su casa o a dónde le venga en gana, con tal de que no incordie con su mala actitud ni falta de interés. Se gana un suspenso y nos quita a los demás de complicaciones y de vernos contagiados de su desánimo.

Es decir, es la sugerencia que a mí me gustaría que me hiciera. Más o menos, era el plan de vida que tenía en el colegio desde 5th Grade con esta asignatura. Con la particularidad de que mi buena suerte entraba en contradicción con los planteamientos de Ana, con esa idea de tener un expediente académico digno de merecer. Por lo cual, tuve que “estudiar” la asignatura por libre y que eso del suspenso quedase como un aprobado raspón y sin más explicaciones.

¿Nuevos planes?

¿A ti que te parece el plan? ¿Te vienes a la biblioteca? Tendremos tiempo para estudiar el resto de las asignaturas y nos libramos de esta tortura. Es más, quien entre en clase tiene un examen y esta vez puntúa de verdad. Nos tendremos que comprometer por escrito a estudiar Spanish y fijar los criterios por lo que queremos ser evaluado. Nos aprobamos y suspendemos nosotros mismos, según seamos capaces o no de cumplir con los criterios que cada uno se fije

¿A ti te que parece? ¿Qué es lo más oportuno y tentador:

  • decirle a Ana que Mr. Bacon nos ha echado de clase por falta de interés
  • o que cada cual establezca sus propios criterios de evaluación?

¿Cuáles son los tuyos? No vale copiarse del compañero de al lado. Es una lista personal e individual. No se admite eso comprometerse a calentar la silla; pasarse la hora mirando por la ventana o dedicar el tiempo a otras asignaturas para justificar la asistencia y presencia en clase.

Han de ser criterios lógicos y que te veas capaz de cumplir en referencia a esta asignatura y tan solo a esta asignatura.

Es más, hoy puedes escribirlos en el idioma que quieras y con sus propias palabras.

Criterios de evaluación asignatura de Spanish 
Curso: 1995-96
Grado: 9th
Alumna: Bond, Jessica Marie 

1. Go to class
2. Do the homework
3. Good behavior
4. Go to exams
5.
6.
7.
8.
9.
10.

Ya te aclaro que Mr. Bacon nos preguntará a todos y a cada uno. Porque se supone que todos nos hemos de comprometer a obtener 100 puntos y que los demás sean conscientes de ello, que para eso nos da la oportunidad de establecer nuestros objetivos individuales. Pero pretende que nos lo tomemos en serio. Es el compromiso de nuestra actitud en clase.

Es más, la evaluación empieza ya mismo. De manera que, si te pilla en un renuncio o incluyes en la lista algún criterio que no sea referente a la asignatura como tal, te va a restar 10 puntos de la nota final y tendrás el resto del curso para recuperarlo, dado que ya no puedes argumentar que has cambiado de idea y te quieres marchar.

Pero que quede claro que son 10 criterios, ni 1 ni 9. Han de ser 10, si es que para ti la asignatura da para tanto, porque será sobre los diez criterios como Mr. Bacon evaluará a cada uno y casi mejor no dar pie a que sea él quien nos los imponga y menos aún que, llegado el momento, la lista no esté completa, ya que ello te puede bajar la nota media final en vez de subirla, si necesitases de esa ayudita en el último momento.

Mr. Bacon: ¿Has incluido lo de ser más participativa en clase? – Me pregunta con intención.

Jess: No. – Le contesto.

Mr. Bacon: Pues, réstate diez puntos. – Me dice sin perder el tono cordial.

¿Se te ocurren al menos 10 criterios que Mr. Bacon pueda considerar válidos, factibles y evaluables? Diez criterios evaluables que te veas capaz de cumplir.

Ya te digo, no vale la pena copiarse de quien se sienta a tu lado porque ha de ser una lista personal y lo de «copiar» no se incluye entre éstos.

Un comentario en “Quien no hable español

Los comentarios están cerrados.