Poemas de 1991

MARIA
María, señora de sueños y alegrías,
Madre que ama al mundo cada día,
conocedora de sueños que son tristezas,
de mis ilusiones que son mil gritos,
de mentiras que debían ser verdad.
María, tú que en mi dolor me sonríes,
tú que has sabido callar mi lamento,
tú, que estás conmigo en todo momento.
Tú, María, que estás de noche y de día,
que conoces de donde saco mi oscuridad,
dónde se hunde con tu amor mi alegría.
tú que siempre sabes llevarme a la cruz,
María, sólo tú eres quien me sonreía.