Secuestrado

¿Cuáles son los pasos a tener en cuenta para escribir un post perfecto? Te los resumo en 5 puntos:

  1. Conocer muy bien el público al cual va dirigido el post para proporcionarles la información adecuada y con el lenguaje correcto
  2. Seleccionar el tema y pensar un título atractivo
  3. Organizar el contenido y escribir una introducción que llame la atención y que invite a seguir leyendo
  4. Escribir, revisar y corregir el texto del post: Incluye una llamada a la acción al final del texto
  5. Buscar las imágenes

Buenos días, seguidores de esta web:

Mi nombre es Jessica Marie Bond y hablo en nombre de quienes tenemos secuestrado al creador y administrador de esta página web, de este blog. Solicitamos un rescate de trescientos mil trillones de dólares americanos, ni un centavo menos, si queréis que vuelva a publicar en este blog. En caso contrario, en los próximos días, os aburriremos con reflexiones sobre los efectos del COVID-19 en la economía internacional; el campo de la Biología y la crisis humanitaria que ello está generando en las familias más desfavorecidas. Incluso os amenazamos con escribir sobre las consecuencias que está teniendo a nivel eclesiástico. Os contaremos historias de lo más aburridas y sin ningún interés. Podemos hacerlo y vamos a hacerlo, de manera que o nos pagáis u os aburriremos con nuestros post más insípidos e intrascendentes.

Ateneos a las consecuencias, si no pagáis trescientos mil trillones de dólares americanos en el más breve espacio de tiempo.

Nos da igual, si el pago es en billetes pequeños o por transferencia bancaria. pero, por su bien, más vale que paguéis

Presentación

Es de mala educación presentarse la primera, pero soy Jessica Marie Bond, Jess para los amigos y quien de todos, por pura cabezonería, debería hacer mi presentación en inglés, pero, por trescientos mil trillones de dólares americanos, creo que me puedo tomar la libertar de hablaros de mí en español, asustaros y convenceros para que paguéis. Aunque para ser justa, en el fondo debo confesar que no espero que paguéis, que no le voy a soltar por mucho que os empeñéis. Es mi Daddy y no sabéis lo que me ha costado conocerle, dar sentido e identidad a lo poco que he sabido de él durante toda mi vida. Por lo cual prefiero aburriros contándoos mi vida y así no comparto el cariño de Daddy con nadie. Me da igual si me acusan de ser una hija celosa y posesiva. Tengo derecho a serlo. No quiero que os pase a vosotros como me sucedió a mí, que por no haber querido buscarle, me he ido encontrando sus poemas en los lugares y momentos más insospechados. Que si tirado por el suelo del internado; que si por medio de Mr. Bacon, el profesor de la asignatura de Spanish en Secondary; que si en el dormitorio de una amiga de la universidad. ¿Nos os parece que ya habéis tenido a mi Daddy para vosotros durante demasiado tiempo? Pues, si tanto le apreciáis, pagad el rescate.

Ann Josephine Catcher, es trabajadora social y pedagoga titulada, especializada en ayudar a menores sin hogar, particularmente niñas abandonadas, procedentes de familias desestructuradas. Se la conoce por viajar por todo el mundo y por no darse por vencida a la hora de resolver cualquier problema que se le presente. Conoce a mucha gente. Por lo tanto, os aburrirá con historias y anécdotas de esas niñas sin hogar y, sobre todo, os hará mover el culo del asiento, salir de vuestra zona de confort, como os quedéis cruzados de brazos a la espera de que los problemas se resuelvan solos. Si vosotros cumplís con vuestra parte del trato, del pacto, tal vez se permita contaros alguna anécdota divertida, pero ¡moved el culo! “I can’t”, “I don’t want” o respuestas similares no se admiten como validas. Negarse es una opción. Si no quieres por las buenas, tendrá que ser por las malas o tendrá que ser sin que te des cuenta de que al final vas a hacer lo que debas casi sin saberlo y creyendo que estás haciendo tu santa voluntad. Quedáis avisados.

Julia Stephanie Mc Windsor Fernández, Yuly para los amigos, sí, con ‘Y’, porque con ‘J’ el traductor lo entiende como “julio” y ella es una chica con personalidad. La mejor amiga del mundo con quien la vida es una aventura constante. Allí donde se organice un fiesta, allí está ella. ¡Cómo os encuentre aburridos, ya os estáis moviendo porque la fiesta os espera! Pero, eso sí, a la hora de estudiar, mejor que no la molestéis porque tiene un expediente académico que más de uno quisiera para sí. A parte de que a estas alturas ya es una refutada bióloga, que os puede aburrir con sus conocimientos sobre el mundo animal. Su especialidad, sin lugar a dudas, es que es una entusiasta en todo lo referente a España, porque ella es medio española. Y sí, habla español y le encanta compartir sus aficiones, por lo cual os matará de aburrimiento al contaros sobre todo lo acontecido en España a lo largo de los últimos años, a nivel político, musical, cinematográfico. ¡Menuda es ella! De modo que, si no queréis escucharla, si no os gusta que os metan en todos los líos que se le ocurran, mejor que paguéis el rescate y os devolvemos a Manuel.

Jack Junior Catcher. Es “Jack, Jack Catcher”, como lo diría el famoso agente secreto inglés. Impresiona con su presencia, no pasa indiferente para nadie. No es el típico niño rico, pero eso de los trescientos mil trillones de dólares americanos, es más o menos lo que sus padres le daban de paga los domingos, cuando era pequeño, de manera que de su parte del rescate no se conforma con menos. Es un chico que enamora a las chicas allá por donde va. No deja indiferente a nadie con su personalidad arrolladora, porque o le odias hasta querer asesinarle o le amas hasta el punto que no hay nadie más en tu vida. De manera que, a parte de que parece tener un agujero en los bolsillos, porque no hay negocio raro en el que no se meta, os aburrirá contándoos lo mucho que se desvive por su chica y las locuras vengativas de la hermana de ésta.

Lucy Rose McPherson, los amigos prefieren llamarla “Luz” y tiene un no se qué en la mirada que deja helado a cualquiera, pero, por suerte, cuando está de buen humor tan solo tiene ojos para su chico quien ha puesto en ella toda su confianza porque sabe que le quiere por sí mismo, que no le importa nada quien sea Jack Catcher para el resto del mundo, él es su chico y ya está. Es una chica seria y formal que no está para tonterías y a quien no le gusta que le vengan con historias, de manera que, si para ella eres una ‘X’, dejas de existir, pero mejor que tampoco te cruces en su camino porque su mirada mata. En el fondo es todo corazón, os contará como se ha dado cuenta de ello y que no sirve de nada encerrarse al pasado. Cuando de verdad necesitéis una amiga, ella estará ahí para lo que haga falta, de modo que ya sabéis lo que hará con su parte del rescate ¿Se lo vais a negar? Seguro que es para una buena causa.

Sharon Jane McPherson, si queréis renegociar las condiciones del rescate, sin duda alguna tendréis que hablar con Sharon, pero seguro que os quemará los oídos con tanta conversación y el pago del rescate os parecerá poco con tal que se calle. Sobre todo, procurad no hacerle enfadar porque no responde de sus actos. Le importa un bledo quién sea Jack Catcher, si tiene la osadía de hacerle daño a su hermana. Si es necesario, hará lo imposible por vengarse, porque Jack Catcher es un engreído y un pretencioso que se las da de niño rico y con la excusa de que ella es la hermana de Luz se permite hacerle víctima de todas las bromas que puede para hacerle rabiar. Se mantiene entre ellos esa guerra fría sobre la que se inició su amistad, porque Sharon se tomó como algo personal algo que no le afectaba. Es la chica más popular del campus, una de las cheerleaders y de momento no se le conoce una relación sería aunque tiene sus corazoncito. Si hay un chico a menos de mil kilómetros a la redonda. estará sentado en torno a Sharon. 

Peter Nicholas Bowers, Pete, “Our Pete”, os aburrirá contándoos sus éxitos deportivos, sobre la infinidad de maratones en las que ha participado y ha dejado en muy buen lugar el buen nombre de la universidad. De modo que, si le dais a él el dinero del rescate, saldrá corriendo y no habrá quien le alcance. Sin embargo, él no se lo gastará en alcohol ni en chicas, porque ya os aseguro que tendrá alguna buena entidad caritativa a quien donárselo. Además, si le pilláis de buen humor, agarrará su guitarra y os cantará las cuarenta, ya sea de éxitos en inglés o en español, junto con el coro de cheerleaders o de quien se anime a cantar con él.

David John Catcher. Dicen que hay por ahí uno que se define como “el Buen Pastor”, David es uno de sus seguidores, pero en la versión moderna un “cowboy priest”, lo que resulta un tanto atípico en el noreste de los Estados Unidos, pero se lo puedo permitir. Ha hecho voto de pobreza, castidad y obediencia, pero va su sombrero a todas partes. Es el hermano mayor de Jack, quien debería ser el heredero de la fortuna familiar, de manera que ver a un Catcher vestido de negro, con cleriman resulta un tanto chocante. Aparte de su labor sacerdotal, se dedica a hacer donaciones anónimas desinteresadas, aunque todo requiere de un esfuerzo por parte de los afortunados para conseguir tus objetivos, de modo que con esos trescientos mil trillones de dólares americanos va a poder ayudar a mucha gente, a pesar de que éstos no conozcan la procedencia del dinero, pero agradecerán de corazón tener este tipo de benefactores.

Bowie. No, no me puedo olvidar de Bowie, mi mastín español, ya que también se va a beneficiar de que paguéis rescate, dado que dispondremos de medios económicos para conseguir nuestra casa con jardín, donde se admitan animales de su tamaño. En realidad, a fecha de hoy, he de reconocer que la vida de los perros no es tan longeva y que ese dinero llegaría un poco tarde. Sin embargo, si volviera a tener otro perro tan fiel como éste, reconozco que ello aliviaría en mucho mis dificultades económicas y me replantearía la situación de manera muy diferente, ya nadie me echaría en cara que adquirí una compromiso de manera precipitada y sin pensar porque estaría en mejores condiciones y encontraría tiempo para ocuparme de él, sin tener que recurrir a los amigos para que le cuiden ni tener que hacer malabarismos con mi tiempo para encontrar un rato para acercarme a hacerle una visita.

Pago del rescate

Por hoy ya os he aburrido bastante. Ahora depende de vosotros que paguéis el rescate en la mayor brevedad posible u. en próximos post, os seguiremos contando historias de lo más aburridas. No vamos a consentir que Manuel escriba una sola línea, que publique ni un solo verso. Somos mucha gente los que nos tenemos que repartir esos trescientos mil trillones de dólares americanos. De manera que os amenazamos con presentarnos todos.

Queremos trescientos mil trillones de dólares americanos, Nos da igual si están marcados o no, en billetes grandes o en centavos; si hacéis el pago en un cheque al portador o nominal, por transferencia bancaria o a cobro revertido.

Os seguiremos informando.

06. octubre 2020

Un comentario en “Secuestrado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s