Encadenados a Toledo

Esperando a mi Daddy

Introducción

Seguimos con la visita turística y, en este caso, me centro en la de 2004 porque en la de 1995 Jessica no demuestra interés por lo que encuentra a su paso. Comparto el fragmento de la novela y a continuación incluiré la información recabada al respecto. Me parece importante que en este caso se destaque la ingenuidad de Jessica.

Tal vez, siendo esta una web con cierto carácter poético, lo apropiado, aparte de aludir a estos pasajes la novela, es que rebuscase en el cajón y compartiera mis poemas, que ésta fuera una visita mucho más poética, que le hubiera escrito uno o mil poema a cada rincón de esta ciudad, a la que considero en gran medida musa y fuente inagotable de mi inspiración. Sin embargo, he de admitir que no he sido tan prolífico en ese sentido. La ciudad de Toledo, en su conjunto, es inspiradora, pero a la hora de fijarse en éste o aquel detalle, casi siempre he recurrido a la narrativa, a ponerle un poco de imaginación y sentirme casi como un extraño que visita y recorre esta ciudad por primera vez. En todo caso, si he escrito alguno de mis poemas en el entorno de este edificio.

Las entradas anteriores de este recorrido son:

  1. La puerta del Cambrón
  2. Con los brazos extendidos. – Monumento al Sagrado Corazón y Ermita del Cristo de la Vega
  3. Lleva mi recuerdo a los peces. – Río Tajo
  4. El puente sobre el río Tajo.– Puente de San Martín
  5. Patrimonio de la Humanidad. – Cuestas y calles de Toledo
  6. Esas noches de verano en Toledo. – Baño de la Cava

Secuencia de la novela

Aclaración inicial

Bajada de San Martin
Interior de la puerta del Cambrón. Google maps 2008

Si sigues el recorrido de la visita de 1995 cuando subes por la Bajada de San Martín, llegas al final de la cuesta y te encuentras de nuevo con la puerta del Cambrón, su fachada interior, a la izquierda, y te das cuenta de que ya estás dentro de la muralla.

En la visita de 2004 Jessica y Daddy cruzan directamente la puerta, no bajan hasta el puente.

Es en este punto donde ambos recorridos confluyen.

Como ya he comentado en la entrada anterior, (Patrimonio de la Humanidad) lo que hay en Toledo, son cuestas. De manera que, si la subida desde el Puente de San Martín este cruce de calles resulta agotadora, es llegar a este punto y darse cuenta de que hay que seguir por esa calle empinada, que en este cruce de calles, salvo que salgas la puerta, todo son subidas.

La calle de las Carmelitas Descalzas, la que está a la izquierda, de la puerta, es más larga, estrecha, sinuosa y empinada. Supone adentrarse en la ciudad, en sus secretos.

Sin embargo para esta primera visita la intención es recorrer las calles de Toledo y ver los monumentos más emblemáticos y conocidos. No hay intención de perderse ni de detenerse en entrar. Se trata de jugar con esa mentalidad de turista y, hasta cierto punto, imaginarse una ciudad distinta, hasta cierto punto el hecho de que Toledo tiene personalidad propia y se ha ido formando a lo largo de los siglos

Esperando a mi Daddy, Lunes 11 de octubre 2004

Tal vez me equivoque, pero de pronto me ha venido la imagen, el recuerdo, de un edificio que estoy segura de que es la catedral, porque haced diez años me pareció lo bastante grande y llamativo. Si no recuerdo mal se encontraba cerca de esta puerta, aunque quizá sea un poco raro, pero, ante el supuesto de que Toledo en algún momento haya sido un lugar de peregrinación, o tal vez debido a su importancia, para evitar que se saturase la ciudad de gente, lo de construir la catedral cerca de una de las puertas de la muralla tampoco me parece que sea tan mala idea. Aunque, por lo que tengo entendido, en la Edad Media eran las ciudades las que se construían en torno a las catedrales. Sin embargo, por lo que sé, esta ciudad es mucho más antigua. Por lo cual es fácil pensar que, cuando se pensó en construir la catedral, se buscase una zona despejada y de fácil acceso. Entiendo que, como tal, la catedral ha de estar en una zona de la ciudad donde sea fácil de localizar, porque mis sensaciones de hace nueve años son que resultaba demasiado fácil perderse por esas calles tortuosas, empinadas y estrechas. Es más lógico pensar que para llevar todo el material necesario para la construcción de un edificio tan importante, resultaba fundamental que las carretas pudieran pasar y no quedasen atascadas en mitad de la cuesta, con el consiguiente riesgo que ello hubiera supuesto.
Recorrido
Como Daddy ha dicho que vayamos todo recto no me lo pienso. La calle es empinada y algo tortuosa, pero ancha. Lo suficiente como para que pasen dos vehículos, aparte de que cuenta con una zona ajardinada a ambos lados, A la izquierda, un poco más arriba, distingo lo que parece ser una muralla interior con una torre de un castillo, mientras que a la derecha hay edificaciones de dos plantas, con aspecto de ser viviendas. Esta calle es como si fuera la avenida principal de la ciudad. La que hay a la izquierda, es estrecha y cuesta arriba. La de la derecha cuesta abajo. Entiendo que son calles trasversales. Tal vez esta principal no llegue a ser una avenida, pero, para lo que debió ser en la época de esplendor de la ciudad, parece que tuvo su importancia. Aunque supongo que a lo largo de los años habrá sufrido modificaciones, dado que contrasta con la estrechez de la puerta. Por lo cual entiendo que se habrán derribado muchos edificios, porque los actuales no tiene aspecto de ser muy antiguos.
Subida a San Juan de los Reyes. 2008 Google Maps
Según subimos la cuesta, entre los árboles empiezo a distinguir lo que parece ser una iglesia, lo bastante grande y decorada como para pensar que se trate de la catedral, con una pequeña explanada delante, aunque tal vez la puerta resulta demasiado estrecha para lo que se supone ha de ser una catedral. No creo que sea mucho mayor que la de la iglesia de St. Francis en Medford, incluso la de Sacred Heart era mayor, aunque no tan adornada. Es más, tengo la sensación de que si Luz y Sharon se encontrasen aquí, que la iglesia que hay frente a su casa en Steubenville tiene una puerta más amplia y que, a pesar de su cambio de mentalidad con respecto a todo lo referente a los católicos, en este caso no tendrían reparo en poner de manifiesto su desencanto, porque la anchura de la puerta y él aspecto de ésta, en general, desentona con la idea o lo que se esperaría de la catedral de una gran ciudad, sobre todo después de escuchar las barbaridades y la imaginación que yo le he echado para hablarles de Toledo. Esto, en realidad, entraría en consonancia con lo que he descubierto de Daddy, que no es tan maravilloso, aunque nadie discute que tenga su encanto.
 A la derecha, en lo que parece un mirador, hay lo que entiendo es una estatua de la Virgen sobre una columna, lo que interpreto es un indicativo de que se trata de un edificio católico, aparte de que haya otras esculturas en los dinteles de la puerta, que me parecen monjes. Aunque quizá lo más llamativo, aparte de sus grandes ventanales, sean las cadenas que cuelgan de la fachada, lo que no sé si es una alusión a la esclavitud, desde un sentido cristiano, por eso de la liberación del pecado o a que se las dejaron olvidadas cuando construyeron el edificio y han quedado como algo decorativo, ya que se encuentran a suficiente altura y haría falta una escalera larga, un andamio elevado o una grúa. Sea por lo que sea, es evidente que esas cadenas llevan ahí muchos años e intención de que sigan otros tantos, hasta que se oxiden o caigan por su propio peso, salvo que, en tal caso, esté previsto que las repongan, para que ello no altere la imagen de la fallada, porque desentonaría que faltase alguna de las cadenas. El caso es que todo junto forma parte del conjunto arquitectónico y de la imagen de la ciudad.
Jess: Mira. Esa es la catedral. - Le digo a Daddy con la suficiente convicción como para que no dude de ello.
Daddy: ¿Ese edificio? - Pregunta un tanto contrariado. - Aparte de que no hablas español, creo que deberías estudiar un poco de historia de España y en particular de Toledo. - Me aconseja con intención.
Jess: ¿No lo es? - Le pregunto un tanto defraudada conmigo misma. -  Es una bella iglesia. - Alego.
Daddy: No, no es la catedral. - Me aclara. - Es una iglesia, aunque por lo que sé fue construida con idea de que tuviera esta grandiosidad. - Me explica. - Es la iglesia del monasterio de San Juan de los Reyes.
Jess: ¿Quiénes fueron esos reyes? - Le pregunto porque me parece que es lo único que le he entendido. - Tan solo hay un rey para los católicos. - Le indico, aunque no creo que pretenda que tengamos una discusión teológica al respecto de quién se supone que es el Rey en ese sentido. 
Daddy: Los Reyes Católicos. - Me responde.
Jess: ¿Los Reyes Católicos? ¿Estás seguro? - Le pregunto porque de nuevo parece que juega a confundirme.
Daddy: Eran quienes reinaban en España cuando se descubrió América. - Me explica para que no me confunda ni le malinterprete.
Jess: Oh! Lo siento. - Me disculpo. - Sé quienes fueron. - Le aclaro. - Eran muy simpáticos. - Argumento con complicidad. - Eran los reyes del mundo.
Daddy: Éste iba a ser su panteón real, pero debido a la Reconquista, creo que al final están en Granada. - Me explica. - La catedral es mucho más impresionante.
Jess: ¿Qué significa eso? - (Señalo hacías las cadenas) Le pregunto por si supiera la respuesta y la manera de explicármelo.
Daddy: Con exactitud no lo sé. - Me responde y confiesa. - Por lo que tengo entendido está relacionado con los esclavos. - Me explica. - Algo sobre que los liberaron. Tal vez algo relacionado con la Reconquista.
Cadenas en la Fachada de San Juan de los Reyes

De los muros exteriores penden cadenas y grillos de los cautivos cristianos de Granada, puestos allí en memoria suya, que no bastarían dos carros para llevarlos.” El viajero Münzer describía asombrado este curioso exvoto: las cadenas de los prisioneros cristianos liberados por don Fernando en Marbella y otras plazas andaluzas, mandadas colocar aquí por la reina en 1494.

Toledo Monumental. San Juan de los reyes
Jess: OK. No te preocupes - Le digo.
Daddy: ¿Seguimos hacia la catedral? - Me pregunta. - Si quieres, te dejo que ejerzas de guía a ver dónde acabamos. - Me propone con jocosidad.
Jess: Sí, soy tu guía turístico. - Le indico con total predisposición y sin temor a los riesgos, porque me fio de que él sabrá encontrar el camino de regreso al piso.
Daddy: ¡Pues, venga, valiente! - Me anima. - A ver qué nos encontramos. - Me propone. - Sorpréndeme.

San Juan de los Reyes

El monasterio de San Juan de los Reyes, formado por la iglesia y el claustro, es un cenobio de Toledo, perteneciente a la Orden Franciscana, que fue construido bajo el patrocinio de la reina Isabel I de Castilla. El convento es un monumento que conmemora la victoria de los Reyes Católicos sobre el rey Alfonso V de Portugal en la Batalla de Toro y de los logros y el programa político de aquellos.

La construcción del conjunto fue encargada al arquitecto Juan Guas y su discípulo Enrique Egas y al escultor flamenco Egas Cueman, comenzando las obras en 1477 y finalizando el 1517.

A) La iglesia terminó de construirse en 1495 y corresponde plenamente al tipo isabelino, también conocido como gótico toledano o hispano-flamenco; es de una sola nave, con capillas entre los contrafuertes con pináculos goticistas, coro alto en los pies sobre la bóveda que sirve de vestíbulo, y altar elevado sobre gradas. Destaca las capillas hornacinas existentes en los laterales de la nave, el cimborrio octogonal en la cabecera y el crucero que es excesivamente grande. El espacio interior está perfectamente jerarquizado, con una zona dedicada a la corona (con verja) separada del pueblo.

B) El claustro se concluyó en 1476 (antes que la iglesia); es de planta cuadrada y tiene dos pisos

Cultura Castilla La Mancha

Ysabel, una reina católica

Premiada junto a su esposo con el título de Reyes Católicos por el Papa Alejandro VI, por su defensa y celo de la religión católica. La reina dio muestras a lo largo de toda su vida tanto en lo político como en lo personal, de un comportamiento basado en la fe cristiana, buscando la justicia para sus súbditos “así a los chicos como a los grandes”, protegiendo a los indios de América “no consientan que reciban agravio alguno en sus personas ni bienes”, o afrontando con entereza la muerte de su único hijo varón el príncipe Juan, de su queridísima hija Isabel, su primogénita y de su nieto Miguel, heredero de Castilla, Aragón y Portugal. La defensa de esta misma fe, determinante en la condición de sus súbditos, la obligó a la difícil decisión de poner fin al permiso de residencia en sus reinos de súbditos no cristianos, así como a corregir las desviaciones a esta misma fe, por medio del Tribunal del Santo Oficio.

Relieves con los blasones de los Reyes Católicos:

Detalle de la puerta. Símbolo de los Reyes Católicos Fernando
Detalle de la puerta. Símbolo de los Reyes Católicos. Isabel
Puerta principal

La devoción del bienaventurado señor San Juan

San Juan Evangelista fue el santo a quien la reina siempre tuvo como especial abogado: “Por cuanto yo he tenido y tengo muy singular devoción al bienaventurado Señor San Juan, Apóstol y Evangelista y a la Orden de la Observancia del Señor San Francisco, he deliberado de facer y edificar una casa y monasterio en la muy noble y muy leal ciudad de Toledo.” Yo, la reina.

Referencia: Toledo Monumental. San Juan de los reyes

ARQUITECTURA

Un arquitecto

Se construye en los solares de las casas de los caballeros Pedro Núñez de Toledo, regidor de Madrid y Francisco Núñez. El arquitecto elegido, Juan Guas, procedente de Bretaña y llegado a Toledo muy joven, probablemente con el equipo de Hanequín de Bruselas, tras más de veinte años de experiencia en la Catedral, además de haber intervenido en las trazas y construcción del castillo de Belmonte, la catedral de Ávila y el castillo de Manzanares el Real, entre otros, dio las trazas.

El estilo gótico hispano flamenco

El estilo elegido es el gótico, del tipo calificado como hispano-flamenco o del reinado de los Reyes Católicos, unión del gótico flamígero llegado de Flandes, Francia y Alemania con dominio de los espacios y cubiertas a base de complejas bóvedas nervadas en piedra con el mudéjar desarrollado en Castilla, de inspiración musulmana, amante del lujo decorativo sobre el yeso y la madera.

Referencia: Toledo Monumental. San Juan de los reyes

Un catafalco funerario

Al exterior el perfil del edificio con su gran volumen rectangular rodeado de pináculos verticales simula un catafalco flanqueado por hachones fúnebres. La entrada original se hacía por los pies de la nave tras unas escaleras que salvan el desnivel de la pendiente hacia el Puente de San Martín y que han aparecido en la última restauración del año 2007. En ábside poligonal de la cabecera, las poderosas figuras en piedra blanca de pajes ostentando las armas del reino, tras la reciente restauración, han recuperado todo su esplendor.

Referencia: Toledo Monumental. San Juan de los reyes

Fachada
Detalle de la Fachada
Retablo del altar

La cruz del pelícano

La actual puerta de acceso al visitante está coronada por un impresionante grupo escultórico de arte hispano-flamenco, que algunos creen se realizó para decorar la capilla mayor, bajo un arco sobre el retablo que hoy acoge la pintura de Romero Carrión: María Inmaculada y la orden franciscana. Se trata de un Calvario en el que la cruz, flanqueada por la Virgen y San Juan, es un Árbol de la Vida. Curiosamente, en su cima anida un pelícano, ave que, según la sabiduría popular, cuando carece de alimento, se pica el pecho para alimentar con su propia carne y sangre a sus crías. La sentencia moral derivada de tal acto fue destacada por el  Physiologus, libro compilado en Grecia por un autor desconocido, en el siglo II A.C. y que fue trasladado al latín sobre el año 400, influyendo decisivamente en los bestiarios medievales, en los que el pelícano aparece claramente como imagen de la Eucaristía: Cristo por salvar a la humanidad entrega su carne, su sangre y hasta su propia vida.

Detalle del Pelicano en la puerta
San Juan de los Reyes con la famosa Puerta del Pelícano en primer término (Foto By Selbymay – Own work, CC BY-SA 3.0)

Que hablen las piedras

Todo el templo está recorrido por inscripciones que pregonan el pensamiento y la espiritualidad de una época: “No a nosotros Señor sino a tu Nombre da la gloria” (Sal 113) podemos leer en latín en el exterior bajo el ventanal del lado del evangelio. “Construyeron este templo los cristianísimos y esclarecidos príncipes Fernando e Isabel de inmortal memoria, reyes de las Españas, de las Dos Sicilias y de Jerusalén; que después vencieron y expulsaron a todos los infieles de las sectas profanas así judaica como agarena con la triunfal victoria del reino de Granada.» en el interior de la capilla mayor.

Referencia: Toledo Monumental. San Juan de los reyes

Gárgola de la fachada
Gárgola de la fachada

Curiosidades

La capilla de la Beata Mariana de Jesús, edificada en 1732 y demolida en 1864:

Web de referencia: