Lo que digan en la radio

Lista de lo visitado hasta ahora: (ver lista en página aparte)

Introducción

En la entrada anterior, estuvimos en la Plaza de los buzones, para explicar su peculiaridad y acercarnos por la oficina del Catastro, a ver si nos contaban cuál es El valor de una ciudad, de Toledo, tras las oportunas explicaciones entiendo que por mucho que nos rasquemos el bolsillo poco vamos a comprar. La ciudad, como patrimonio de la Humanidad, no tiene precio. Toledo se visita, se disfruta, uno se pierde por sus calles, pero no se vende.

De modo que con gran alegría y gozo seguimos con nuestro paseo, con idea de perdernos, de que cuando pidamos que venga a rescatarnos y nos pidan alguna referencia para que nos localicen, les podamos decir eso de que «No vemos la torre de la catedral, ni el río ni ningún monumento conocido. Estamos ‘perdidos por Toledo’ «.

En este caso, estamos «en casa»

Plaza y calle de la Merced. Google Maps

Plaza de la Merced

Cuando salimos de la plaza de los Buzones, dejamos atrás la puerta del Convento de Santo Domingo El Real y la Gerencia Territorial Del Catastro, nos adentramos en la plaza de la Merced lo que nos encontramos a nuestra derecha, es un edificio de aspecto palaciego, un edificio de Toledo, para más señas, en el que ya hemos estado con anterioridad, porque la fachada y esos escalones nos suenan conocidos. La Diputación de Toledo

Edificio de la Diputación. Plaza de la Merced
Fachada principal visto desde plaza de la Merced

Las banderas ondeando en la fachada ponen en evidencia que se trata de un edificio administrativo

Banderas en la fachada de la Diputación
Plaza de la Merced,
Terraza de la Diputación

MERCED, Calle de la 

Calle de la Merced. De la plaza de las Capuchinas a la plaza de la Merced. Debe su nombre a la antigua existencia de un monasterio desamortizado de mercedarios. En este vivió durante tres años fray Gabriel Téllez, en la literatura española Tirso de Molina. Sobre parte del terreno que ocupaba el monasterio está ubicada en la actualidad el edificio de la Diputación de Toledo. A lo largo de toda la calle abundan las casas con los típicos patios toledanos, muchos de ellos con aljibe o pozo. 

plaza de la Merced vista desde la Diputación

A parte de la presencia del edificio de la Diputación, esta plaza forma parte de la historia de Toledo, porque aquí se encuentra la sede de lo que en su momento era Radio Toledo y en la actualidad es la sede de Onda Cero, gracias a la cual los toledanos y visitantes de la ciudad hemos estado al tanto de lo que sucedía en el mundo.

Radio Toledo. Plaza de la Merced 1
Placa de cerámica dedicatoria.
A esta placa yo le añadiría un nombre en particular, pero el mérito de Radio Toledo es de todos los que trabajaron en ella.

Por si a alguien le interesa, como curiosidad añadir que la antena de radio se encuentra fuera de las murallas, cerca de la salida hacia Madrid

Antena de radio onda media en el paseo de San Eugenio, subida del cementerio.
Frente al Instituto «El Greco»

Es más, diría que en nuestro recorrido por la ciudad, en ese perdernos por Toledo, ya hemos pasado por aquí en más de una ocasión. Hasta el punto de que ya es como si fuésemos del barrio de toda la vida, porque Toledo, como el patio de nuestra casa, quien lo tenga, se moja como todos los demás. Aparte de que, cuando alguien busca una salida, suele venir por aquí y se encuentra con el remonte mecánico, porque es el camino más corto para bajar hasta el parque de la Vega/ paseo de Merchán.

Como escribía el poeta Antonio Machado en referencia a su infancia

Retrato
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, 
y un huerto claro donde madura el limonero; 
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; 
mi historia, algunos casos que recordar no quiero. 
Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido 
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—, 
más recibí la flecha que me asignó Cupido.
(...)
poemas Uned

Plaza de la Merced también su calle que, como sabemos, sube hasta la plaza de las Tendillas y por el camino nos topamos con el convento de la Purísima Concepción, el de las Capuchinas, ese que tiene ladrillos en la fachada. También desde esta plaza tenemos la iglesia de Santa Leocadia, Patrona de Toledo, con una de esa subidas más temidas por los toledanos y los turistas, aunque no sea de las peores, pero hay que subirla, si queremos visitar el convento de Santo Domingo El Antiguo, De domingo a Santo Domingo El Antiguo. Ya sea en domingo o cualquier otro día de la semana.

Plaza de la Merced, con calle Santa Leocadia
Plaza de la Merced 3
Patio de Plaza de la Merced, 3
Bajada de la Granja
Calle Real

Y la bajada por la Calle Real, con el antiguo hospital de Nuncio Nuevo, «Como Don Quijote» (el antiguo manicomio y actual sede de la Consejería de Hacienda) hasta la plaza de Santa Teresa, con el Convento de las Carmelitas Descalzas, porque Éstas son las y no los «Carmelitas»

Plaza de la Merced desde el cruce con la Calle Real
Vista de la plaza desde Calle la Merced 21

Calle de la Merced

GUARDA EJES

Cuando se sube desde la plaza de la Merced por la calle de la Merced uno de la cuenta de lo estrechas que llegan a ser las calles de Toledo y de que nos carros de caballos no estaban preparados para circular por aquí, aparte de que en la actualidad cada cierto tiempo aparece la noticia de que algún despistado ha intentado pasar con su coche y se ha quedado atascado. En la calle de la Merced quedan la evidencia de cómo se intentó en su día solucionar el tema de la anchura de los ejes de las ruedas, lo cual, como cualquier otro detalle o curiosidad de la ciudad, son patrimonio de la Humanidad y se pueden reparar, pero no tapar .

Toledo ha necesitado, desde tiempos inmemoriales, del uso de caballerías y carruajes para el transporte y acarreo de todo tipo de cargas por sus intrincadas calles y empinadas pendientes. Rutinas diarias de traslado de alimentos, agua, materiales de construcción y por supuesto de personas. Trabajadores, gente humilde, nobles o aristócratas utilizaban para unos u otros usos estos medios de transporte.

Ese ir y venir ha quedado grabado en esa paredes que hablan, es por ello que todavía podemos encontrar en las callejuelas del casco histórico restos de guarda ejes y guardacantones.

Llamamos guarda ejes a los rebajes realizados en las paredes de los edificios, para tratar de evitar sobre ellos el roce de los eje de las ruedas de los carros, aunque más bien podíamos decir que lo que se trataba de proteger eran los carros, más que los edificios. La mayoría de las calles de la ciudad antigua, al igual que sucede hoy en día, no estaban pensadas para el tráfico rodado. La impronta musulmana, que borró gran parte de la ciudad romana y visigoda, todavía constituye el alma de la intrincada trama urbana actual. Esa limitación de anchura, en calles y callejones, reducía el uso de carruajes a un número muy limitado de espacios. Con el fin de ampliar las zonas accesibles, se disponían rebajes en los paramentos de aquellos edificios situados en viales estrechos o en zonas de giro, mejorando de esa manera la entrada y salida a otros puntos de la ciudad.

Esos rebajes se efectuaban de dos maneras, bien trabajando la obra de fábrica de forma expresa para formar una concavidad, cuyo eje se situaba a una altura aproximada entre los 60 y los 80 cms desde el suelo (ruedas de entre 1,20 y 1,60 m. de diámetro), o empotrando de forma lineal, a esa misma altura, grandes piezas de sillería granítica de perfil cóncavo.

calle de la Merced, (2019)
Calle de la Merced con sus guardaejes (2013)

La numeración de las vivienda es de bajada, desde la plaza de las Capuchinas hacia la plaza de la Merced. Números pares a la derecha y números impares a la izquierda

Calle de la Merced, bajando desde plaza de las Capuchinas

En la calle de la Merced 1, hay una carpintería artesanal

Calle de la Merced 2
Calle de la Merced, 2,
cruce con la calle de los Buzones
Merced, 4
Calle de La Merced, 5
Calle de la Merced, 5,
Con las rozaduras por el paso de los carros y los coches
Calle de la Merced, 6. Restaurante la Fábula
Terraza del restaurante
Calle de la Merced, 6
Patio de calle de la Merced, 6
Calle de la Merced, 7
Patio de Calle de la Merced, 7
Patio Calle de la Merced, 7
Calle de la Merced 9 y 11
Callejón de Merced 11

Por lo que tengo entendido este acceso a la casa de Merced 11 es uno de esos callejones que son «de Toledo», de lo que nadie se puede apropiar, aunque me parece que no hay, como tal, ninguna indicación al respecto en este callejón, como si los hay en otro rincones de la ciudad. Pero no vamos a meternos en juicios por ello porque ya hace tiempo que los tribunales dictaron sentencia firme

Calle de la Merced 13

Como dato anecdótico comentar que en la fachada más saliente de la vivienda a pie de calle se encuentra una puerta pequeña de mediana altura, se trata de un sótano que entre finales de los años 50 hasta los 70 estuvo alquilado a un carbonero llamado Narciso, siendo más conocido el lugar como “La carbonería del Chicho”. (Textos: Andrés León León)

Merced, 13, fachada lateral

Casa del siglo XVII, aunque fue reformada a mediados del XX. De esa última época proceden los azulejos, un elemento distintivo.

Patio de la calle la Merced
calle de la Merced, 21
Por el callejón de la Merced Nº 15, 17 y 19
Fachada lateral de Merced, 13 y Merced, 21.
Vistas desde el interior del Callejón de la Merced. Fachada lateral de Merced 13 (2019)

Web de referencia

La forja de un rebelde, callejero-de-toledo.html

Merced, 5 Calle de la (patiosdetoledo.es)

Merced, 6 Calle de la (patiosdetoledo.es)

Merced, 7 Calle de la (patiosdetoledo.es)

Los 13+1 patios toledanos que estás obligado a ver (abc.es)

La Tribuna de Toledo. Patios de historia

encastillalamancha.es Patios de corpus

Guarda ejes y guardacantones | AYUDAS A LA REHABILITACIÓN_ (wordpress.com)