¿Salvada por la campana?

Esperando a mi Daddy

Diario September 13 1995 02:20 PM-06:00 PM

(Reeditado y corregido (Salvada por la campana ¿o no?))

Introducción

Los acontecimientos de este día sigue estando un poco descolocado y de ello quedará constancia en los próximos. De todos modos, me parece que no se puede retrasar mucho más la visita de Mr. Bacon al internado, porque Jessica ha de tomar consciencia de lo delicado y relevante de su situación. Como también ha de quedar claro para los lectores de la novela, que, a pesar de  ese conocimiento previo que se le supone a Jessica, su bloqueo no se desvanecerá de un día para otro y le pesará el hecho de que ha estado cuatro años sin asistir a clase de Spanish, aunque haya estudiado en casa bajo la supervisión de Ana. Se trata de sacarla de su mundo, de que vea más allá de sus narices, que pierda sus seguridades, aunque se sienta sobreprotegida.

Lo bueno es que ahora cuenta con la amistad y complicidad de Yuly, quien no la tratará como si fuera una chica del internado, sino como a una amiga. Con esa normalidad y buen entendimiento entre ellas. Que frente a las burlas de los chicos o su propia creencia de que ella no es nadie mientras su anhelado Daddy acuda a buscarla. Yuly la va a tratar y considerar como a una igual.

¡Sí, vale! Jessica es una chica de internado, sin padres y todo eso, frente al hecho de que Yuly es una chica con una vida familiar normal. Pero Jessica, sobre todo, es una chica que, como Yuly, también necesita de alguien con quien compartir confidencias de chicas; con quien forjar ese lazo de amistad, esa complicidad.

Sí, precisamente con Yuly, que de todas las compañeras de high school es la única que se ha tomado la molestia de conocerla más en profundidad, a un nivel más personal y, en vez de salir espantada, cada día parece sentirme más reafirmada en la idea de que ha conocido y encontrado a una buena amiga, a pesar de las muchas diferencias que les distancias y que pueden llegar a hacer incompatible ese entendimiento, porque el mundo de Jessica se reduce a su barrio y el de Yuly abarca dos países, dos continentes, dos culturas.       

Reflexiones de Jessica

Una vez que ya os he explicado lo bien se me da la lectura en español, como fueron mis inicios con la asignatura y mis acuerdos con Ana al respecto, retomo la historia donde la dejé. (10:55 AM. MHS Cafetería) tras ese encuentro con Mr. Bacon durante la hora de descanso. Cuando vino a ponernos claras cosas claras y advertirnos que no estaba dispuesto a consentir que le tomáramos el pelo. Ya que nos veía tan amigas, tan cómplices la una de la otra, nos propuso que compartiéramos la nota final de curso y, por supuesto, que nos olvidasemos de la tontería esa de que tras la presentación del trabajo sobre mis motivaciones nos iba a permitir faltar a sus clases. Más bien, todo lo contrario. Esperaba vernos todos los días y de lo más motivadas por aprender.

Bueno, a Yuly sí le dijo que se podía relajar un poco, pero que prefería que se esforzase por ayudarme, que aprovechase ese conocimiento de más en favor de su compañera y amiga, a cambio de esa calificación máxima a final de curso, pero también a riesgo de recibir un suspenso casi tan gordo como el que a mí se me aventuraba como no cambiara mi actitud frente a la asignatura.

Cafetería de un high school

Lo sucedido en las siguientes clases lo cierto es que es irrelevante. Lo normal, como un día cualquiera. Nada reseñable ni del otro mundo. Sin motivo para sentir que mi futuro académico estuviera pendiente de un hilo. Porque, dentro de lo que se podía esperar, yo era una estudiante como el resto. Mi única pesadilla es con la asignatura de Spanish y al no tener a Yuly como compañera tampoco tendría distracciones. Centrarse y poner atención en las clases era la mejor manera de pasar la mañana y despreocuparme de todo. En cierto modo, era adoptar una actitud un poco autómata. La rutina del día a día, sin que los profesores tuvieran grandes ocurrencias a destacar y sin que entre mis compañeros hubiera ninguno que mereciera destacar por algún motivo. Es decir, una mañana y un día de clase en general bastante aburrido.

Period         Schedule                            Subject

Period 4        11:23 AM-12:19 PM        World History I

Period 5        12:22 PM-01:19 PM        Guidance

Period 6        01:22 PM-02:18 PM        Music

Quizás:

  • el profesor de World History I podría haber animado un poco la clase con alusiones a los primeros pobladores del continente americano.
  • Durante la clase de Guidance, el tutor debería haber insistido un poco más en la cuestión del bullying, para ver si de una vez se zanjaba el tema de la dichosa cancioncita y los chicos se dejan de tonterías
  • Y en clase de Music, el profesor tendría que animado a que mis compañeros, y en particular los chicos, variasen un poco sus gustos y repertorio musical.

Pero, como os digo, ninguno estaba demasiado inspirado o no se les ocurrió nada que me motivase a escribir sobre ello, salvo los apuntes de clase. Pero esos habré de pasarlos a limpio y empaparme con ellos, para estudiar, si quiero aprobar. De momento, no os los puedo pasar. En todo caso, los compartiré con Yulu, si está quiere que estudiemos juntas algo más que la asignatura de Spanish

A las 02:18pm sonó la campana.

Pasillo de high school

Hasta ahora creo que no os he hablado de cómo son las estampidas estudiantiles, así como tampoco aludido al hecho de que Yuly y yo somos vecinas de taquilla. Esa secuencia de la novela no está publicada, pero en este momento cobra su relevancia, porque el hecho de que coincidamos pone de manifiesto nuestra amistad, complicidad, y que es la primera ocasión en que Yuly se ofrece a acercarme al internado. Mejor que me lleven en coche de puerta a puerta, o lo más cerca posible para no desviarse, que volver en un bus abarrotado de gente.

Photo by Mihai Vlasceanu on Pexels.com

Que, en realidad, si por mí fuera, a más de uno le hubiera mandado a su casa a pie, sin que me preocupase la distancia que hubiera tenido que recorrer ni la climatología.

Yuly: Oye, Jess. – Me llama. – ¿Te acercamos? – Me pregunta. – Nos pilla casi de camino y no creo que a mi padre le importe desviarse un poco.

Sin embargo, en esta ocasión, prefiero rehusar la sugerencia de Yuly. De todos modos, no me reprimo a la hora de proponerle que pasemos juntas alguna que otra la tarde, para que sus padres no tengan que molestarse en llevarla a casa, si tienen que trabajar hasta media tarde, porque West Roxbury tampoco es que se encuentre cerca.

Salida de clase

Ya habrá ocasión para que tanto la una como la otra aceptemos esa invitación. En cualquier caso, en esta ocasión queda de manifiesto que nuestra amistad empieza a estar cada vez más consolidada, que el hecho de que Mr. Bacon nos haya amenazado con ese suspenso, ha provocado que nos sintamos más cómplices la una de la otra. Porque está claro que nos entendemos, que yo tengo la suficiente madurez como para dejar a un lado mis reparos a las muchas diferencias que hay entre nosotras y que, por su parte, tampoco le da excesiva relevancia al hecho de que seamos tan diferentes. En el fondo no somos más que un par de adolescentes necesitadas de encajar en un ambiente en el que no nos sentimos tan integradas.

Internado. diseño 3D

05:00 PM. Bedroom

Quien se presenta en el internado sin previo aviso y sin que le inviten; quien esta vez prefiere dar la cara y no esconderse, demostrar con hechos, y no tan solo con buenas palabras, que no se puede hablar más en serio, es Mr. Bacon. De manera que me quede claro que Ana está al tanto de mis progresos y comportamiento en clase. ¡Que eso de que Mr Bacon sea “el chivato” no es una invención mía!

Hall del internado. Visita de Mr. Bacon. Diseño 3D

No se alude a ello en la novela, porque se sobreentiende que no es algo que se pueda esconder, aunque como tal mi lista de motivaciones para asistir a clase de Spanish no se haya expuesto en el hall a la vista de todo el mundo, pero ya que Ana y Mr. Bacon han tenido ocasión de hablar, no cabe duda de que ésta habrá tenido que hablarle en mi favor y que no me dé por un caso imposible. Que la chica esa, la alocada, que acude a sus clases no tiene más problema que la cabezonería.

El esfuerzo por sacarme de ese bloqueo mental será compartido por ambos y ninguno de los dos se va a rendir, aunque no se lo vaya a poner fácil. Por mucho que penda sobre mi conciencia esa amenazadora patada en el trasero a final de curso o cuando Ana se canse de mis tonterías de adolescente rebelde.

Motivaciones para la asignatura de Spanish
- Aprender un nuevo idioma y la cultura de otro país.
- Saber un poco más sobre el país dónde vive mi padre y, por lo tanto, de mis orígenes.
- Ampliar mis conocimientos con un segundo/tercer idioma extranjero.
- Entender las canciones y películas hechas en ese idioma.
- Satisfacción personal por progresar en mi educación.
- Hacer lo mismo que hacen los chicos y chicas de mi edad.
- Demostrar mis propias capacidades.
- Es el segundo idioma más hablado en el mundo

¡Hala, ya no me cabe duda de que Mr. Bacon está informado de mis traumas infantiles y adolescentes! ¡Yuly le quería sorprender con el trabajo, pero éste se nos ha adelantado! Lo cual deja a Yuly sin argumentos para convencerle de que yo no debería asistir a clase.

Ya se ha ocupado y preocupado Ana de justo lo contrario, de ponerme contra las cuerdas, entre la espada y la pared; que yo misma me ponga en ridículo ante Mr. Bacon y le muestre mi verdadera cara.

Mi nota de Spanish como no espabile

Él me amenaza con un suspenso bien gordo, de récord Guinness. Y yo, cargada de valentía, como si éste fuera a ceder a mi chantaje emocional, tengo la osadía de asegurarle que aprobaré, que frente a lo negro que se me presenta el futuro, soy capaz de ver un halo de luz en medio de la oscuridad.

Mr. Bacon: No disfruto con las malas calificaciones, pero no me tiembla el pulso a la hora de poner ‘A+’ ni ‘F-’ a quien se lo gane. – Me indica convencido

Jess: Aprobaré. – Es lo único que se me ocurre responderle.

Me concede un plazo de 5 días para aprenderme y le recite el abecedario en español. Ya sabes eso de “a, b, c, d, …” pero en español. En inglés es: “/eɪ/, /bi/, /si/, /di/, …” ¡Ah, pero es que Mr. Bacon espera que se lo recite en español!

Abecedario en español

A ver empiezo de nuevo. “/eɪ/, /bi/, /si/, /di/, …”

abecedario en inglés

Un comentario en “¿Salvada por la campana?

Los comentarios están cerrados.